Cómo prevenir las ETS

Salud  / 

Las enfermedades de transmisión sexual (ETS) son infecciones que perjudican a ambos sexos. Estas son provocadas por culpa de virus, bacterias, hongos y parásitos. Dado que pueden ocasionar serios problemas de salud, es muy importante prevenir las ETS. Descubre cómo es posible hacerlo, a continuación.

Cómo se transmiten las ETS y por qué es importante prevenirlas

Las ETS se transmiten al mantener relaciones sexuales, ya sean por contacto anal, oral o vaginal. En conclusión, el contagio ocurre por medio de fluidos corporales.

Cabe destacar que algunas ETS también se pueden transmitir de otras maneras. Por ejemplo, en el caso del VIH, la transmisión puede realizarse a través de sangre infectada, algunas situaciones de riesgo que pueden propiciar esta situación es compartir jeringas y objetos personales como cuchillas. Asimismo, un bebé puede contraer esta infección cuando nace o cuando su madre lo está amamantando.

Es importante tener en cuenta que la transmisión de las ETS siempre se produce por medio de la  sangre, de un fluido vaginal, del contacto directo con el semen o de la transmisión de fluidos por la fricción de los genitales, piel con piel. Sin embargo, nunca al abrazar, darle la mano o al estar sentado al lado de una persona infectada.

La importancia de prevenir las ETS reside en que algunas producen daños irreversibles, como la infertilidad o las úlceras genitales, además de poder ocasionar cáncer de cuello uterino como ocurre en los casos de VPH (Papiloma humano) de alto riesgo. Al igual, también pueden provocar graves problemas durante el embarazo, transmitiendo la enfermedad al feto.

Como no sabemos qué ETS podemos contraer, la prevención es clave.

Consejos para prevenir las ETS

El mejor consejo para prevenir las ETS en el caso de las personas que sean sexualmente activas es que usen preservativos en sus encuentros íntimos. Según un estudio de Barrier Methods for Human Immunodeficiency Virus Prevention en 2014, los condones masculinos son efectivos entre un 80 y un 90% en la prevención del contagio de estas enfermedades. En lo que respecta a los femeninos tienen resultados parecidos. También existe la posibilidad de emplear barreras de látex para el sexo oral. Las mismas impiden la transmisión de los fluidos durante este tipo de encuentros.

Para que la efectividad sea la mencionada, es fundamental utilizar el condón de manera adecuada. Asimismo, elegir una marca que sea fiable, como lo es Durex cuyos condones se pueden adquirir en muchos establecimientos, con diferentes tipos de preservativos que se adaptan al tamaño y los gustos de cada persona.

Entre los consejos básicos para el uso de preservativos, el principal es siempre utilizar uno nuevo cada vez que vayas a mantener un encuentro íntimo. Al colocarlo, el  pene debe estar ya erecto y no debes de haber tenido ningún contacto genital previo. Cuando se remueva el condón, hay que sujetarlo con firmeza contra la base del miembro. Recuerda retirarlo cuando el falo todavía esté erecto.

Antes de mantener una relación sexual sin protección, piensa en todas las consecuencias futuras que puede tener el hecho de no usar el preservativo. Por lo tanto, espera unos segundos antes de empezar y pon precauciones. Cuida de tu salud y de la del otro.

El hecho de no mantener encuentros íntimos con varias personas también servirá para prevenir las ETS.

Evita las prácticas que sabes que pueden provocar que el preservativo se rompa. En el caso de que notes que este se ha roto, no sigas.

No se recomienda tener sexo cuando la otra persona presenta alguna úlcera o verruga genital visible, ya que esto podría aumentar las posibilidades de transmisión de las ETS. Igualmente, es fundamental mantener una higiene adecuada.

Qué hacer si sospechas que tienes una ETS

En primer lugar, para prevenir las ETS es fundamental realizarse chequeos para la detección de estas enfermedades de manera regular, una vez que se empiezan a mantener relaciones sexuales. Dichas pruebas deben aumentar en el caso de que tengas la sospecha de que puedes estar contagiado. De hecho, lo que tienes que hacer es acudir de inmediato a un médico. También debes hablar con tu pareja para explicarle la situación y que esta también se haga los exámenes necesarios para poder detectar si está contagiado.

Evidentemente, en estos casos, se deben reducir los encuentros íntimos hasta no tener un diagnóstico y si se tienen, se deben realizar siempre con preservativos.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

A pesar de que vivimos en el siglo XXI, la violencia de género sigue existiendo. De hecho, en...

La talalgia, el nombre científico del dolor en el talón, es un problema cada vez más frecuente....

No falla. Es empezar a refrescar por las noches y puede que las molestias en la garganta....

Sobre el autor

Lectora apasionada y curiosa por descubrir nuevas maneras de cultivar nuestro bienestar, creo firmemente que debemos cuidar de nuestra mente de la misma forma que cuidamos de nuestro cuerpo.