Cómo pintarse las uñas paso a paso

Belleza, Uñas  / 

La manera más común al aprender cómo pintarse las uñas es de forma muy autodidacta. Aunque miremos a nuestras madres hacerlo veces sin cuenta desde que somos niñas, cuando nos toca a nosotras es el feeling lo que nos guía más que el conocimiento. Y muchas veces el desastre ocurre.

Sin embargo, hay algunos trucos para aprender cómo pintarse las uñas sin liar el resultado. ¡Basta de uñas borrosas y dedos manchados! Te enseñamos todos los pasos para obtener una manicura sencilla pero perfecta en todas las ocasiones.

Cómo pintarse las uñas en 7 pasos

1. Tómate tu tiempo

Independientemente de los trucos que utilices para secarte el esmalte más rápidamente, esto siempre toma tiempo. Elige pintarte las uñas solo cuando estés más relajada y no cuando vas ya con retraso o tienes otras tareas que hacer.

Recógete el pelo para que no tengas la tentación de tocártelo cuando te estés haciendo la manicura y elige una actividad que no implique usar las manos mientras esperas el resultado final. Puedes preparar una peli, por ejemplo, para que solo tengas que darle al play para una sesión de cine tranquila y unas uñas perfectas.

2. Prepara tus uñas

prepara las uñas

Si quieres obtener una manicura perfecta, el primer paso es preparar tu lienzo. Corta y límate las uñas hasta lograr la forma deseada. Luego, remoja las manos en agua tibia para que sea más fácil remover las cutículas alrededor de las uñas y así evitar que estas pequeñas pieles pueden entrometerse en el proceso.

¡Cuidado! Limar las uñas cuando estas estén blandas del agua puede dañar la uña. Si prefieres quitarte las cutículas antes de moldearlas asegúrate que estas están bien secas antes de limarlas.

Para terminar la preparación, pasa un poco de algodón remojado en quitaesmalte sobre las uñas para remover cualquier aceite, crema o vestigios de esmalte que pueden cubrirlas.

3. Aplica una capa base

aplica una capa base uñas

La llamada base coat en inglés no es lo mismo que un esmalte transparente. Estos esmaltes se adhieren mejor a la uña ya que son más pegajosos. Además, son flexibles y pueden expandirse o contraerse junto con la uña evitando así que el color del esmalte superior se rompa.

Lee también: Trucos para una manicura en casa sin dramas

4. Pintura en tres toques

Ahora que tu lienzo está perfectamente preparado llega la hora de la verdad. Un error muy usual cuando aprendes cómo pintarte las uñas es pasar el pincel por toda la superficie para difundir el esmalte. Sorprendentemente, solo necesitas tres pinceladas para lograr una manicura perfecta.

Empieza con una pincelada desde el centro de la parte superior de la uña hacia la punta en una línea recta. Después, empezando del mismo punto central, completa el esmalte haciendo una línea curva que acomode los lados de la uña, uno a la vez.

¡Ojo! Deja un espacio mínimo entre el esmalte y las cutículas alrededor de la uña. Si tocas con este en la piel, no solo podrás mancharte los dedos sino que estarás creando una raja por donde el esmalte puede romperse.

Pintura uñas en tres golpes

5. Aplica capas finas

Una capa suele no ser suficiente para lograr un color uniforme. Antes de aplicar las capas siguientes, debes dejar que la anterior se seque durante por lo menos dos minutos.

Este es un proceso que puede tardar algún tiempo ya que debes aplicar capas finas en cada paso hasta lograr el efecto deseado. Ya sabemos que una capa gruesa alcanza el resultado más rápidamente pero tarda más tiempo en secarse totalmente lo que la vuelve vulnerable a potenciales desastres. Además, mientras más gruesa la capa más probabilidades tiene de romperse.

6. Cierra con un top coat

Igual que con el base coat, un top coat no es lo mismo que un esmalte transparente. Mientras que el último solo provee brillo a la manicura, el top coat va más allá y cierra las capas, creando una película protectora.

Puedes elegir entre dos tipos, el de secado rápido o el normal. El primero garantiza una manicura sólida más rápidamente pero no provee una protección y durabilidad tan grandes como en el caso del segundo. Tu elección dependerá solamente de tus objetivos.

Solo necesitas una capa de este tipo de esmalte para reforzar y proteger el esmalte con color.

7. Arregla y limpia

arregla y limpia las uñas

Cuando se está en una fase de aprendizaje de cómo pintarse las uñas, es normal que algunos vestigios de esmalte terminen en los dedos y cutículas incluso si has seguido todos los pasos. A todas nos pasa alguna vez, no importa la práctica.

En este caso, solo necesitas coger un bastoncillo de algodón mojado en quitaesmalte y remover todos sus vestigios teniendo el cuidado para no tocar la uña.

Trucos y consejos para pintarse bien las uñas

Sustituye el bastoncillo de algodón por un cepillo de labios

A la hora de limpiar los excesos de esmalte o pequeños borrones, los bastoncillos de algodón son nuestros mejores compañeros, pero no siempre son fáciles de manejar. Prueba sustituirlos por un cepillo de labios de algún pintalabios líquido viejo. Estos cepillos son igualmente suaves y absorbentes pero por su formato son más más fáciles de mover alrededor de las uñas sin tocar en el esmalte.

Seca el esmalte con agua fría

Esperar a que el esmalte se seque puede ser aún más agobiante que todo el proceso de pintarse las uñas. Para acelerar el secado, remoja los dedos en agua bien fría o helada durante unos minutos.

Relacionado: Cómo secar las uñas rápido

Guarda los esmaltes en la nevera

No es necesario que sea específicamente en la nevera, pero debes guardar los esmaltes en un lugar seco, frío y oscuro. El calor y la luz directa del sol pueden cambiar la textura, grosor y color de los esmaltes, estropeándolos.

Nunca agites los esmaltes

Agitar los botes de esmalte crea pequeñas burbujas de aire en el producto que luego se pueden pasarse a las uñas y debilitar la manicura.

Para soltar la fórmula, gíralos hacia delante y hacia tras entre tus manos, manteniendo el botecito en la vertical.

Evita el agua caliente

Pintarse las uñas para luego ver nuestros esfuerzos echados por tierra unos minutos después, no es una opción. Incluso si crees que el esmalte está ya bien seco, evita el contacto directo con agua caliente.

El esmalte necesita algunas horas para acomodarse totalmente en las uñas y el agua caliente actúa como un enemigo, dilatando las uñas y obligando al esmalte a expandirse también, rompiéndose en el proceso.

No toques el esmalte para saber si está seco

Para verificar si el esmalte está ya totalmente seco, toca con las uñas pintadas unas en las otras, sin presionar para no dejar marcas. Si la manicura no está bien seca, sentirás una sensación pegajosa cuando se tocan.

Nunca toques con las uñas en el rostro o piel ya que no conseguirás tener la percepción correcta si están totalmente secas y estarás arriesgando borrones y marcas.

¿Es malo pintarse las uñas?

Pintarse las uñas no es malo, desde que las cuides y utilices productos de calidad.

Elige esmaltes sin químicos tóxicos ni abrasivos. Verifica siempre los rótulos y evita los que contienen formaldehído, tolueno, disolvente, parabenos y alcanfor. Para remover el esmalte utiliza quitaesmaltes caseros o sin acetona ya que este diluente debilita las uñas.

Los esmaltes tienden a secar las uñas naturales, por lo que debes intentar utilizar esmaltes que contengan ingredientes nutritivos como aceites naturales y vitaminas para reforzar la salud de estas. Aunque puedas llevar esmalte todos los días, se recomienda hacer un período de descanso (uno o dos días) para que las uñas se puedan recuperar. Entre las manicuras, aprovecha para aplicar aceites hidratantes sobre las uñas para estimular su recuperación y salud.

Lee también: ¿Es recomendable pintarse las uñas durante el embarazo?

Y, claro, no olvides aplicar un base coat. Aunque pueda parecer pesado agregar este paso a los muchos necesarios para pintarse las uñas, el base coat provee una protección muy importante para evitar manchas, infecciones, descamaciones y la debilidad de las uñas.

 

Saber cómo pintarse las uñas correctamente no es tan difícil como parece. Todo se resume a tres pinceladas perfectas y a una buena preparación y finalización. No olvides aplicar una buena crema hidratante varias veces al día para complementar la manicura con unas manos perfectas y evitar el aparecimiento de cutículas que puedan estropear el efecto.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

El blush, también conocido como colorete o rubor, es uno de los básicos de maquillaje que no puede...

Hace tiempo que hacerse un piercing ya no está mal visto, tanto em hombres como en mujeres. No...

Los meses de otoño son los que concentran la mayor cantidad de operaciones de cirugía estética a...

Sobre el autor

Ávida consumidora de cotilleos de celebridades y tendencias de la moda. Me encanta viajar y aprender, estar en forma y apreciar la buena comida... o, vamos, la comida en general. Habla con nosotras en m.me/ellashablan