Cómo lavar toallas para que queden suaves

Hogar, Mantenimiento del hogar  / 

Cuando son nuevas, las toallas son muy absorbentes y suaves. Pero llega un momento en que adquieren un tacto áspero, quedan rígidas y secan menos. La cal, la humedad y el resto de detergentes y suavizantes se quedan entre las fibras, provocando que se deterioren. Para que eso no te ocurra antes de tiempo, debes tomar una serie de precauciones al lavar toallas.

8 consejos para lavar toallas y dejarlas como nuevas

1. Antes de usarlas

El cuidado de tus toallas comienza antes de su utilización. Lo primero que debes hacer es lavarlas solas, pues cuando son nuevas desprenden hilos y pelusas. Además, pueden perder color y teñir otras prendas.

2. Elige la temperatura correcta del agua

Normalmente caemos en el error de lavar las toallas en agua demasiado caliente. Pero a veces el agua fría es mejor, como en el caso de que lleven bordados o sean de colores vivos. Los expertos recomiendan lavar las toallas a una temperatura de entre 40 y 60 ℃ para evitar la contracción de las costuras.

3. No abuses del suavizante

Aunque pueda parecer contradictorio, el suavizante puede ser un enemigo para las toallas. Antes de utilizarlas por primera vez, debes hacer un lavado sin este producto. Posteriormente, utilízalo solo cada tres o cuatro lavados.

4. Echa solo el detergente justo

Del mismo modo, debes echar poco detergente. Con la mitad de lo que utilizarías normalmente es suficiente.

5. Lava las toallas solas

Para que las toallas se laven correctamente, conviene no mezclarlas con otras prendas de ropa ni sobrecargar el tambor.

6. El jabón con vinagre blanco aporta suavidad

Si quieres que tus toallas siempre estén suaves pero desinfectadas solo tienes que añadir jabón y vinagre blanco en el cajetín del detergente. También puedes probar con amoniaco perfumado y un chorrito de limón.

7. Bicarbonato de sodio para blanquear las toallas

¿Tus toallas blancas han empezado a amarillear? Llena un barreño con un litro de agua caliente por cada toalla y echa media cucharada de bicarbonato de sodio. Deja a remojo durante al menos una hora. Lava en la lavadora con un detergente suave y deja secar al sol.

8. Limón para manchas difíciles

Cuando las toallas tengan una mancha difícil, prueba a quitarla mezclando una cucharada de bicarbonato con zumo de limón. Haz una pasta y aplícala directamente sobre la mancha, frotando.

¿Cada cuánto se lavan las toallas?

Tampoco debes descuidar la higiene de estos textiles. Aunque solo utilices una toalla cuando sales de la ducha, la suciedad también se acumula. No solo eso, sino que también tendrá gérmenes y humedad. Por tanto, lo ideal es lavarlas como mínimo una vez a la semana. En lugares húmedos, la frecuencia debería ser menor. Y si utilizas la toalla en el gimnasio o en un lugar público, tienes que lavarla después de cada uso.

Cómo secar las toallas de forma correcta

Tan importante como el lavado es el secado. No te olvides de que la mayoría de las toallas están fabricadas con tejidos gruesos que pueden convertirse en un nido de bacterias y moho. Por eso es aconsejable seguir una serie de pautas:

  • Utilizar un toallero para colgarlas, de forma que queden lo más extendidas posible, sin doblar.
  • No guardar las toallas mojadas.
  • No apilar las toallas húmedas unas encima de otras.
  • Sacudir bien las toallas cuando las saques de la lavadora para que las fibras se expandan.
  • Tender las toallas al aire libre, completamente extendidas.
  • No dejarlas demasiado tiempo al sol para que no se endurezcan.
  • Si tienes secadora, utilízala. Es la mejor forma de evitar malos olores. Algunos de estos aparatos ya vienen con un programa especial para toallas.
  • Antes de guardarlas en el armario, asegúrate de que están bien secas.
  • No utilices planchas.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

Las recetas de calabacín con Thermomix, además de fáciles de preparar por el uso de este robot de...

El menaje de cocina es algo en lo que merece la pena invertir, sobre todo si te gusta cocinar. Hoy...

Parecía que iba a ser una tendencia más, pero lo cierto es que la decoración con palets no pasa de...

Sobre el autor

Mamá y periodista. Cotilla por naturaleza, nunca saco el móvil por la calle porque me gusta observar lo que ocurre a mi alrededor. Todo lo que veo me sirve de inspiración para escribir.