Cómo lavar la ropa a mano: cuidados y consejos

Cuidado de la ropa, Hogar  / 

Ya sea porque se te ha estropeado la lavadora, porque en ese momento no tienes acceso a una o porque necesitas lavar prendas delicadas, en algún momento de tu vida te vas a ver en la necesidad de lavar la ropa a mano. ¿Sabrías cómo hacerlo de forma correcta? Si no crees que sea tan complicado hacerlo bien, te recomendamos que eches un vistazo a los pasos que debes dar para cuidar tu ropa. Verás cómo lavar la ropa a mano también tiene su ciencia.

Cómo lavar la ropa a mano paso a paso

1. Lee la etiqueta

Este paso es fundamental siempre que vayas a lavar una prenda, sobre todo cuando es nueva y no sabes qué temperatura máxima aguanta o si solo puede lavarse en seco.

Fíjate en los símbolos de la etiqueta. El dibujo de un barreño con un número dentro, indica la temperatura máxima a la que puedes lavar la prenda, ya sea a mano o a máquina. ¿Solo ves una mano? Eso significa que la prenda no puede meterse en la lavadora. Cuando ese dibujo esté tachado, la limpieza solo puede hacerse en seco.

2. Separa por colores

Que vayas a lavar a mano no significa que puedas mezclar las prendas de color con las blancas. Incluso las que sean de cada tipo, debes dividirlas en función de la temperatura que aguanten para evitar que alguna pueda estropearse. Si quieres aprovechar la misma agua, comienza lavando las prendas más claras y deja las negras para el final.

3. Llena dos cubos con agua

Normalmente utilizamos un solo recipiente para lavar la ropa a mano, pero lo ideal es llenar dos cubos con agua templada, a unos 30 grados centígrados. De esta forma, conseguirás quitar las manchas sin estropear la prenda. No obstante, la temperatura siempre debe adecuarse a lo que ponga la etiqueta.

Añade detergente para lavado a mano (5 gramos por cada prenda de ropa) y disuélvelo en el agua.

4. Las prendas, de una en una

Ha llegado el momento de lavar la ropa a mano. A la hora de meter las prendas, lava de una en una para evitar que alguna destiña. Lo que debes hacer es introducirla hasta que quede completamente cubierta por el agua con detergente. Muévela suavemente para que la suciedad vaya saliendo, durante un par de minutos por lo menos.

Es importante que no frotes la ropa ni la retuerzas para no estropearla.

5. Aclara

¿Ya está limpia? Métela en el otro cubo para aclararla. Puedes hacerlo sumergiéndola en el agua y sacándola durante dos minutos. Si la prenda siguiese teniendo jabón, debes cambiar el agua del cubo y repetir la operación.

6. Seca sin retorcer

A la hora de poner a secar la ropa que acabas de lavar a mano, no la retuerzas para escurrir el agua. Lo que debes hacer es sacarla del agua y sostenerla sobre el cubo o un lavabo para que suelte toda el agua. También puedes meterla unos minutos dentro de una toalla.

A continuación, ponla a secar sobre una superficie plana para que no se deforme con el exceso de peso. Como va a estar más mojada que si la hubieses lavado en la lavadora, debes darle la vuelta cada cierto tiempo para que pueda secarse por todos lados.

Lee también: Consejos para lavar ropa interior

Cómo elegir el detergente adecuado para lavar tu ropa a mano

Tan importante como saber lavar la ropa a mano es elegir el detergente. Lo suyo es que emplees uno específico para lavado a mano. Además, en el mercado venden jabones para cada tipo de ropa.

Si vas a lavar prendas delicadas, deberías optar por uno líquido que sea suave. En su defecto, puedes utilizar champú para bebés.

¿Vas a lavar una prenda de seda o con encaje? Lo más aconsejable es optar por un detergente sin aclarado.

¿Qué pasa con el punto y la lana? Un detergente con lanolina ayudará a que la ropa quede más suave.

Prendas que deberías lavar a mano

Hay ciertas prendas que solo deberían lavarse a mano porque son especialmente delicadas. Hablamos de las bordadas, las que tienen adornos o las que están fabricadas en tejidos como encaje, seda, satén, angora o lana.

También deberías evitar meter en la lavadora las almohadas, la ropa que esté llena de pelos de mascota, los sujetadores o la ropa que tenga alguna mancha producida por un producto inflamable.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

Reducir, Reutilizar, Reciclar. ¿Quieres hacerle un regalo al medio ambiente? Puedes empezar por...

Hace ya algunos días que los adornos de Navidad ocupan un lugar destacado en las tiendas de...

Hablar de Navidad es hablar de regalos. El objetivo de todas es que sean originales, bonitos,...

Sobre el autor

Mamá y periodista. Cotilla por naturaleza, nunca saco el móvil por la calle porque me gusta observar lo que ocurre a mi alrededor. Todo lo que veo me sirve de inspiración para escribir.