Cómo hacer un anticelulítico casero: 3 recetas

Belleza, Piel  / 
Seguir leyendo

Todos los años, tras una larga espera, llega el verano y con él la hora de lucir nuestros cuerpos en bikini. Pero para la mayoría de las mujeres esto puede ser un tormento por los pequeños agujeros de grasa que se encuentran en los glúteos, muslos o abdomen independientemente de su peso. La solución podrá estar en hacer tu propio anticelulítico casero para que puedas aplicarlo a menudo desde el confort de tu hogar sin terminar en la bancarrota.

La eliminación total de la celulitis es difícil y en algunos casos casi imposible, pero una mezcla pensada de ingredientes naturales combinada con masajes suaves sobre la piel puede reducir eficazmente su visibilidad y aportar una apariencia más lisa a nuestro cuerpo. Dependiendo del tipo de anticelulítico casero que decidas preparar, su efecto puede variar entre uno rápido y temporal o a largo plazo y más duradero. Además de ser tú quien elige cuidadosamente los ingredientes a utilizar para evitar químicos y otros ingredientes posiblemente dañinos para la piel, eres también tú la que decide cuál es el objetivo a alcanzar.

Descubre ahora cómo preparar un anticelulítico casero para un efecto rápido y duradero y disfruta de la playa o de una cita romántica sin prejuicios ni complejos.

3 recetas para preparar un anticelulítico casero

1. Aceite de naranja y canela

El aceite de naranja tiene un efecto diurético en la piel al promover la reducción de la retención de fluidos, alisando así la epidermis. Además, cuando se aplica con masajes suaves, estimula la circulación sanguínea y los fluidos linfáticos, dos de las principales causas de la celulitis. La vitamina C contenida en este aceite estimula también la producción de colágeno, reforzando la flexibilidad de la piel.

Este anticelulítico casero contiene además aceite de canela, cuyo poder desintoxicante ayuda a liberar toxinas e impurezas de la piel, estimulando igualmente la circulación sanguínea.

Ingredientes:

  • 100ml de crema hidratante
  • 20 gotas de aceite de naranja
  • 2-5 gotas de aceite de canela

Preparación: Mezcla todos los ingredientes en una licuadora. Deja reposar durante algunas horas hasta que adquiriera nuevamente una textura más cremosa. Revuelve bien con una cuchara y aplica sobre la piel diariamente, masajeando cuidadosamente.

2. Algas molidas

Además de ser un exfoliante natural, este anticelulítico casero estimula la circulación sanguínea y la desintoxicación de la piel, promoviendo una dermis más lisa y libre de bultos. Las algas suscitan la vasodilatación y mejoran la circulación sanguínea en el área afectada, reduciendo visiblemente la apariencia de la celulitis. Pueden ser utilizadas molidas o en hojas que se enrollan sobre las zonas más problemáticas para las mujeres.

Ingredientes:

  • 3 cucharadas de algas molidas
  • ¼ taza de sal marina
  • ¼ taza de aceite de oliva
  • Opcional: algunas gotitas de un aceite de esencia

Preparación: Mezcla todos los ingredientes y masajea suavemente la zona afectada durante por lo menos 10 minutos. Después de ducharte para remover todos los vestigios de la crema de algas, aplica una crema hidratante sobre el área. Repite esta aplicación una vez al día durante varias semanas. Su efecto es lento, pero más duradero a largo plazo.

Relacionado: Los tratamientos para celulitis más efectivos

Café y aguacate

El aguacate tiene una triple actuación en la reducción de la celulitis con su contenido nutritivo. La vitamina C en este fruto promueve la producción de colágeno resultando en una piel más firme y flexible, mientras que su contenido en potasio ayuda a reducir la retención de fluidos en la zona afectada y su riqueza en vitamina E y ácidos grasos actúa en el aumento de la elasticidad de la piel. Por otro lado, el café tiene un efecto dilatador en los vasos sanguíneos, aumentando la circulación sanguínea, lo que a largo plazo ayuda a reducir la celulitis y, temporalmente, provee la sensación de piel tonificada.

Ingredientes:

  • 1 taza de café molido
  • 1 taza de azúcar moreno granulado
  • 1 aguacate maduro machacado
  • 1 cucharadita de aceite de oliva

Preparación: Mezcla todos los ingredientes en un bol hasta lograr la textura de una crema exfoliante. Humedece la piel en las áreas con celulitis y aplica la crema con movimientos circulares. Deja actuar durante 15 minutos y, en seguida, remueve con agua fría. Aplica una vez por día hasta alcanzar el efecto deseado.

 

Prueba estas tres recetas para hacer tu propio anticelulítico casero y enfrentar estos bultos que retiran la atención de nuestra belleza natural. Recuerda que es necesaria mucha paciencia para lograr la remoción total de la celulitis, por lo que incluso si notas un efecto inmediato debes seguir con el tratamiento para aumentar su eficacia.

Compartir
Sobre el autor

Ávida consumidora de cotilleos de celebridades y tendencias de la moda. Me encanta viajar y aprender, estar en forma y apreciar la buena comida... o, vamos, la comida en general.

Artículos Relacionados

Si hay una parte del cuerpo que revela la verdadera edad de una mujer, esas son las manos. Por eso,...

Hasta hace poco, lo único que importaba para llevar una manicura bonita era la calidad de los...

La tecnología para manicuras no para de evolucionar siempre en la búsqueda de estrategias y...