Cómo hacer pan sin gluten en casa

Alimentación, Salud  / 

Ya sea en un bocadillo o como tostadas por la mañana, el pan tiene una presencia constante en nuestra alimentación. Sin embargo, el hecho de que sea tradicionalmente preparado con cereales limita su consumo a celíacos. Con pocas panaderías ya conscientes de esta enfermedad, la opción más fácil es preparar pan sin gluten en casa.

Hacer pan casero es una oportunidad para controlar los ingredientes utilizados, optando por los más naturales y sanos, y además llenando nuestra casa de un perfume apetitoso y acogedor. Tampoco es tan complicado como puede parecer, así que no lo veas como una tarea más sino como una forma de darle alas a tu talento culinario.

Relacionado: Cereales sin gluten que puedes agregar fácilmente a tu plan alimenticio

Aprende cómo hacer pan sin gluten y disfruta de todas las posibilidades que este alimento te puede ofrecer.

Cómo hacer pan sin gluten

pan sin gluten

Las recetas de pan sin gluten varían dependiendo del tipo de harina que utilices y de otros ingredientes que puedas agregar, como frutos secos, por ejemplo. Sin embargo, todas siguen este modelo general:

  1. En un bol, mezcla todos los ingredientes líquidos batiéndolos vigorosamente.
  2. Mezcla muy bien todos los ingredientes secos en otro bol, incluyendo la levadura. Podrás también utilizar la técnica de una bolsa de plástico, mezclando los ingredientes en su interior y agitando muy bien.
  3. Combina los ingredientes secos y líquidos usando una batidora durante por lo menos 10 minutos.
  4. Vierte la masa en un molde para pan debidamente untado.
  5. Lleva al horno entre 45 a 60 minutos. Utiliza un palillo para comprobar la cocción de la masa.

Ejemplo de receta de pan sin gluten

Ingredientes:

  • 325 ml de leche semidesnatada
  • 2 huevos grandes
  • 1 cucharadita de vinagre de vino blanco
  • 450 g de harina de pan moreno sin gluten
  • ½ cucharadita de sal marina
  • 2 cucharadas de azúcar moreno en polvo
  • 1½ x 7g bolsitas de levadura seca
  • 3 cucharadas de aceite de oliva

Preparación:

Precalienta el horno a 200ºC. Calienta la leche a fuego bajo y deja que se enfríe un poco. Mezcla los huevos enteros y el vinagre y agrega suavemente a la leche, revolviendo gradualmente hasta combinados.

En otro bol, mezcla la harina, la sal, el azúcar y la levadura y, usando una cuchara de madera, agrega estos ingredientes secos a la mezcla líquida hasta obtener una masa pegajosa. Agrega el aceite de oliva y trabaja la masa con las manos, haciendo una pelota. Si la masa está demasiado pegajosa, agrega un poco más de harina.

Coloca la masa en una bandeja de hornear o molde de pan untada con aceite de oliva, cubre con una toalla mojada y deja reposar durante una hora. Cuando el preparado haya duplicado su volumen, llévalo al horno durante aproximadamente 35 minutos o hasta que esté dorado y totalmente cocido. Deja que se enfríe en una rejilla para enfriar antes de servir.

Lee también: Recetas sin gluten imperdibles

Consejos

1. Sigue la receta fielmente la primera vez

Es posible cambiar ingredientes en las recetas de pan sin gluten en un intento de obtener el sabor o textura que más te guste. Sin embargo, si es tu primera vez probando una receta, sigue todos los pasos fielmente.

Cada tipo de harina reacciona de forma diferente en la preparación del pan sin gluten. Esto significa que cada receta está adaptada a la harina sugerida y si la cambias no sabrás si la receta funciona o no. Prueba una vez utilizando todos los ingredientes originales y luego ya sabrás si hay que cambiar alguno o si lo puedes hacer.

2. Guíate por el peso y no por el volumen

Una vez más, cada harina reacciona de forma diferente durante la cocción del pan. Mientras que unas se expanden creando un bolillo perfecto y voluminoso, otras quedan más consistentes. Si con un pastel puedes calcular la cantidad de ingredientes controlando el volumen y textura de la masa en el bol, con el pan sin gluten este truco no funciona. Para garantizar un resultado sabroso y esponjoso, debes pesar cada ingrediente y seguir las reglas de las recetas en su preparación.

3. Usa ingredientes a temperatura ambiente

Retira los ingredientes fríos de la nevera y deja que se climaticen a temperatura ambiente, incluso los huevos. La levadura necesita calor para expandirse y la utilización de ingredientes fríos puede condicionar el crecimiento del pan durante su cocción.

4. Mezcla bien los ingredientes secos

Antes de agregar los ingredientes líquidos en una receta de pan sin gluten debes asegurarte que todos los secos están bien mezclados, incluyendo la levadura. Las harinas sin gluten son más finas que las tradicionales y necesitan ser muy bien combinadas.

5. El problema del pan crudo

Si cuando cortas tu primer trocito de pan la masa está aún cruda en el medio es probable que hayas retirado el pan del horno demasiado temprano y no se haya cocido totalmente. Sin embargo, este puede también ser el resultado de un desequilibrio entre los ingredientes líquidos y secos.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

A pesar de que vivimos en el siglo XXI, la violencia de género sigue existiendo. De hecho, en...

La talalgia, el nombre científico del dolor en el talón, es un problema cada vez más frecuente....

No falla. Es empezar a refrescar por las noches y puede que las molestias en la garganta....

Sobre el autor

Ávida consumidora de cotilleos de celebridades y tendencias de la moda. Me encanta viajar y aprender, estar en forma y apreciar la buena comida... o, vamos, la comida en general. Habla con nosotras en m.me/ellashablan