Cómo hacer la pedicura en casa paso a paso

Belleza, Uñas  / 

Hacer la pedicura en casa tiene varias ventajas. Te permite ahorrar dinero, llevar siempre los pies perfectos y bonitos y, además, puedes cuidar más a menudo de esta parte del cuerpo tan olvidada y simultáneamente tan importante para nuestra salud. Lo mejor de todo es que es muy fácil hacerlo y hasta puedes tomártelo como una oportunidad para relajarte y olvidar todo el estrés que tienes acumulado.

Cómo hacer la pedicura en casa fácilmente paso a paso

Prepara todo lo que vas a necesitar

Antes de empezar tu pedicura en casa, lo ideal es que te asegures de que tienes todo lo necesario para hacerlo cerca de ti. Este debe ser tomado como un momento tranquilo y de cuidado personal y no vale empezar a preocuparte porque no encuentras las cosillas después de haber empezado.

Esto es lo que necesitas:

  • Quitaesmalte sin acetona
  • Crema hidratante para pies
  • Aceite para cutículas
  • Cortaúñas recto
  • Palo de naranjo para cutículas
  • Lima para pies
  • Top coat
  • Base coat
  • Trocitos de algodón
  • Tu esmalte de elección
  • Sales de Epsom (opcional)

1. Limpia las uñas

Incluso si no llevas esmalte, limpia las uñas de los pies con un trocito de algodón y quitaesmaltes para quitar cualquier residuo o aceites sobre estas.

En el caso de que lleves esmalte, presiona durante unos segundos el algodón en las uñas antes de hacerlo deslizar sobre estas. Esto ayudará el quitaesmalte a penetrar en el esmalte y a facilitar su remoción.

2. Dale a tus pies un tratamiento de Spa

Dale a tus pies un tratamiento de Spa

Remoja los pies en agua tibia durante 15 o 20 minutos para ablandar la piel y calmar cualquier tensión muscular que pueda existir.

Si quieres darte un regalito a ti misma, puedes añadir sales de Epson en el agua. Su aroma volverá la experiencia más relajante y las sales actuarán para reducir cualquier dolor, hinchazón o punto incómodo en los pies.

En este paso lo más importante es simplemente relajarte y al hacer la pedicura en casa tendrás la oportunidad de disfrutar de este momento tranquila.

3. Exfolia los pies

Cuando termine tu momento de spa, seca los pies muy bien con una toalla (no olvides secar bien entre los dedos también) y coge la lima. El objetivo ahora será remover la piel seca y endurecida, pero sin hacerte daño. Concéntrate especialmente en la zona del talón y de la bola del pie.

La ventaja de hacer la exfoliación después de remojar los pies está en el aumento de la sensibilidad de la piel. Así, será más fácil entender el límite de la exfoliación y evitar daños ya que sentirás claramente cuando esta empieza a ser incómoda.

Sin embargo, si necesitas exfoliar mucho porque tienes la piel muy endurecida y/o fisuras, se recomienda hacer una pre-exfoliación antes de remojar los pies.

Nota: durante este paso puedes aplicar aceite de cutículas sobre las uñas para nutrirlas mientras haces la exfoliación, aunque luego lo tengas que retirar.

4. Prepara las uñas

Corta las uñas de los pies bien cortitas, con cuidado para no hacerte daño, y en línea recta. El error más común cuando hacemos la pedicura en casa es usar el mismo cortaúñas para los pies y las manos.

El que usamos para las manos debe tener la punta arredondeada para seguir su formato natural. Sin embargo, el cortaúñas para los pies debe ser recto para que estas mantengan una largura uniforme y así evitar el problema de las uñas encarnadas.

Si las aristas quedan demasiado puntiagudas, puedes suavizarlas con una lima de uñas tradicional.

En este paso, debes también utilizar el palo de naranjo para arreglar las cutículas y removerlas de la superficie de la uña. Toma cuidado para no hacerte daño y nunca tires de estas. Evita cortar las cutículas de los pies y deja ese trabajo para un profesional. Estas son la barrera protectora de las uñas y un error puede resultar fácilmente en una infección.

Lee también: Consejos para cuidar las uñas de los pies correctamente

5. Hidratación

hidratación de los pies

Los pasos básicos de una pedicura en casa ya finalizan en este punto y ahora solo queda el acabado más importante: el de la hidratación.

Masajea tus pies suavemente con una crema para pies para promover su absorción y una vez más relajar los músculos.

Si no te quieres pintar las uñas, hidrata también las cutículas con una dosis generosa de aceite y masajéalas también para que el aceite penetre en la piel y en las uñas.

6. Prepara las uñas para el esmalte

Empieza siempre con un base coat para crear una barrera protectora sobre las uñas, aumentar la durabilidad del esmalte y, principalmente, para prevenir manchas posteriores.

Cuando este esté seco, puedes empezar a aplicar el esmalte que has elegido.

Relacionado: Esmaltes de uñas baratos y buenos que te recomendamos

7. ¡Al color!

pintar las uñas de los pies

Mueve el cepillo en un movimiento ascendente, empezando desde las cutículas inferiores hacia la punta de la uña.

Aplica siempre capas finas y espera a que se sequen un poco antes de sobreponerlas. Es preferible hacerlo poco a poco ya que las capas gruesas pueden resultar en burbujas y tonalidades diferentes, además de romperse y agrietarse con más facilidad.

8. Protege el esmalte con un top coat

El top coat ayuda a sellar el esmalte, a darle brillo y a reforzar su durabilidad, evitando las grietas, pero también impide infiltraciones y lo protege contra roces y otras agresiones externas.

Estas agresiones, ya sea porque llevas calzado abierto o por el roce de los calcetines, gastarán el top coat con el tiempo hasta que el esmalte vuelva a ser nuevamente la capa superior. Por esta razón, se remienda reaplicarlo a cada 4 días.

9. Sé paciente

Otra de las ventajas de la pedicura en casa es que tienes la oportunidad de hacerlo todo correctamente. Esto implica también ser paciente y saber esperar lo máximo de tiempo posible antes de ponerte los zapatos o los calcetines (lo recomendado son dos horas).

El esmalte necesita de tiempo para secar totalmente, incluso si ya se siente seco cuando lo tocas. Esperar garantiza una pedicura sin borrones y más duradera.

Cuando esté bien seco, aplica una dosis generosa de aceite para las cutículas. En este punto el aceite ya no comprometerá el agarre del esmalte y ayudará a combatir cualquier sequedad que este pueda haber creado en la piel alrededor de las uñas.

Disfruta de tu pedicura en casa y vuelve su mantenimiento más fácil

Si haces de tu pedicura en casa una costumbre, el mantenimiento de unos pies y uñas saludables y perfectos será mucho más fácil. Para eso debes repetirla a cada tres o 4 semanas, según la necesidad.

Además de aplicar el top coat a cada 4 días, no olvides hidratar los pies todos los días para mantener la piel sana y suave, principalmente si tienes tendencia a tener grietas o la piel muy seca.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

Existen diversos tipos de flequillos, según el largo, la forma y la caída del pelo. Esta gran...

Las famosas o influencers, como más te guste llamarlas, son un referente para nosotras en muchos...

El flequillo volvió con mucha fuerza en 2019 y este 2020 va a repetir su popularidad. Si el año...

Sobre el autor

Ávida consumidora de cotilleos de celebridades y tendencias de la moda. Me encanta viajar y aprender, estar en forma y apreciar la buena comida... o, vamos, la comida en general. Habla con nosotras en m.me/ellashablan