Cómo hacer la manicura francesa: paso a paso

Belleza, Uñas  / 

La manicura francesa ya no es una tendencia o una moda para las uñas: es un clásico. Elegante y sofisticada, esta manicura se destaca por su sencillez que da una apariencia cuidada, arreglada y natural a las uñas. Se convierte así en uno de los métodos de manicura más versátiles, siendo perfecta tanto para llevarla en el día a día como para fiestas o celebraciones más formales.

Lo mejor de todo es que es muy fácil de hacer. ¿No lo crees? Pues te enseñamos cómo hacerte la manicura francesa para a paso y desde la comodidad de tu casa.

Cómo hacer la manicura francesa: 4 pasos

1. Prepara las uñas

limar las uñas para moldearlas

Este es el primer paso para todas las manicuras. Debes cortar y limar las uñas para moldearlas a gusto. Remójalas en agua tibia para ablandar las cutículas antes de cortarlas y empujarlas.

Termina pasando un trocito de algodón con quitaesmalte sobre las uñas para remover impurezas y vestigios de esmalte de estas y estarás lista para empezar con tu manicura francesa.

2. Aplica el base coat

Aplica el base coat

Aplica un base coat sobre las uñas para protegerlas. Como la manicura francesa se destaca por su naturalidad, puedes olvidar los esmaltes después de este paso. Elige un base coat transparente o rosa suave y estarás combinando protección con brillo y color.

En el caso de que uses el base coat como color base, aplícalo en tres pinceladas como si fuera un esmalte tradicional. Posiciona el cepillo en el centro de la uña, sobre la media luna, y deslízalo suavemente en línea recta hacia el borde. Vuelve al punto inicial y completa la aplicación deslizando el pincel en línea curva para pintar los lados de la uña.

Si el base coat no tiene el tono que deseas, asegúrate que este está bien seco antes de aplicar una capa superior del esmalte que has elegido sobre este.

3. El borde blanco

borde blanco de la manicura francesa

Cuando el base coat o esmalte estén bien secos, empieza la etapa final para darle el toque característico de la manicura francesa: las puntas blancas.

Coge un esmalte blanco, remueve el exceso del pincel para no crear burbujas y evitar que se escurra, y muy cuidadosamente aplica el esmalte sobre la punta de las uñas, siguiendo su formato. Este paso será más fácil en uñas cuadradas. Si las tienes arredondeadas, puedes optar por hacer primero una línea límite con el esmalte y luego rellenar el espacio con este.

Este paso será mucho más fácil si tienes un kit para manicura francesa ya que estos contienen tiritas adhesivas que puedes aplicar sobre las uñas para que las puedas pintar sin recelos y lograr el efecto deseado.

4. Termina con top coat

Cuando el esmalte blanco de las puntas esté totalmente seco, aplica un top coat para acabar tu manicura francesa. El top coat le aportará durabilidad a la manicura pero también equilibrará las diferentes capas de esmalte para darle a tus uñas un efecto uniforme.

Lee también: Tipos de manicura: ¿cuál elegir?

Trucos útiles

manicura francesa: trucos útiles

Crea tus propias tiritas adhesivas

Si no tienes las tiritas guía para ayudarte a lograr los bordes blancos perfectos que caracterizan la manicura francesa, puedes improvisar con otros objetos que tengas en casa. Por ejemplo, apósitos o etiquetas adhesivas pueden ser cortadas para crear el efecto deseado.

Las cintas adhesivas son las más utilizadas como sustituto de las tiritas, pero necesitan algún cuidado. Debes asegurarte de que el base coat está totalmente seco antes de aplicar la cinta o su adhesivo puede estropear el esmalte.

Quitaesmalte para correcciones

¿Has aplicado demasiado esmalte blanco en la punta de las uñas? Puedes corregir el grosor de la capa usando un cepillo pequeño con un poco de quitaesmalte. Pasa el cepillo suavemente sobre los bordes, siempre con movimientos rectos y empezando en la línea divisoria de la manicura hacia la punta. Ten cuidado para no posicionar el pincel sobre la zona del base coat para no difuminar el esmalte blanco mientras lo corriges.

Como alternativa al cepillo puedes también utilizar un bastoncillo de algodón. En este caso debes tener particular atención a la presión que pones sobre el bastoncillo y asegurarte que no hay hilos sueltos en el algodón que puedan estropear el demás esmalte.

Para los microarreglos puedes también usar palillo remojado en quitaesmalte.

Relacionado: Cómo quitar esmalte de uñas con y sin quitaesmalte

Pinta el borde horizontalmente

La manicura francesa tiene una desventaja: es que le salen grietas más rápidamente. Para aumentar la durabilidad de tus esfuerzos, prueba pintar los bordes blancos pasando el cepillo horizontalmente sobre estos.

 

Fácil, ¿verdad? Puede que al principio tengas alguna dificultad en controlar el grosor del esmalte blanco y en hacer su línea perfecta, pero no te preocupes. Es normal. Ya verás que al segundo o tercer intento ni te acordarás de las dificultades de la primera vez.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

Mercadona es uno de los supermercados más consolidados en España. La confianza y el éxito cosechado...

Las ideas de tatuajes para hacerse son infinitas. Cada una de las personas que tenemos tatuajes nos...

¿Lista para disfrutar de las últimas estaciones del año con una manicura perfecta? Los colores de...

Sobre el autor

Ávida consumidora de cotilleos de celebridades y tendencias de la moda. Me encanta viajar y aprender, estar en forma y apreciar la buena comida... o, vamos, la comida en general. Habla con nosotras en m.me/ellashablan