Cómo endurecer las uñas y mantenerlas fuertes

Belleza, Uñas  / 

Una alimentación poco nutritiva, químicos abrasivos, el contacto constante con el agua y manicuras con productos inadecuados son solo algunas de las causas que dejan las uñas débiles y blanditas. Esto no solo pone en causa su salud y aumenta el riesgo de que se agrieten y se infecten, como también dificulta que se vean bonitas. Pero no te preocupes. Es más normal de lo que crees y hay formas de endurecer las uñas para dejarlas bien fuertes.

Cómo endurecer las uñas

Biotina y una alimentación variada

Las uñas son uno de los primeros lugares donde aparecen las señales de deficiencia vitamínica y de minerales. Como son tan susceptibles, lo primero que tienes que hacer para endurecerlas es asegurarte de tener una alimentación variada y rica en nutrientes.

Uno de los principales en los que te debes fijar es la biotina, también conocida como vitamina H o vitamina B7. La biotina tiene un papel fundamental en el crecimiento y fortalecimiento de las uñas y del pelo, pero como es soluble en agua el cuerpo no logra almacenarla. Debes por eso consumirla a diario para asegurar que tus uñas la reciben.

Para eso, puedes aumentar el consumo de alimentos como huevos, sardinas y legumbres o consultar con tu médico para que te indique el suplemento más adecuado a tu caso.

Bebe mucha agua

Beber mucha agua asegura que el cuerpo tiene siempre los niveles de hidratación adecuados. Cuando no bebes suficiente, la falta de hidratación desde el interior hace que las uñas se sequen y se pongan más blandas, quebradizas y con mayor probabilidad de escamarse.

Nutre las cutículas

Las cutículas son la principal protección y barrera contra bacterias de las uñas. Mantenerlas hidratadas y nutridas es así importante para reforzar esta protección y permitir que las uñas se puedan recuperar y endurecer naturalmente.

Aplicar un aceite para cutículas y uñas a diario ayudará a prevenir que se sequen y empiecen a abrir pequeñas grietas.

Lee también: Causas de las uñas quebradizas

Lo que debes evitar

Para endurecer las uñas lo único que tienes que hacer es tener una alimentación equilibrada, beber mucha agua y nutrirlas. Sencillo. Entonces, ¿por qué es tan difícil hacerlo?

El problema está en muchas costumbres que tenemos y que anulan a menudo los esfuerzos que hacemos para cuidar las uñas.

Reduce su contacto con el agua

Es imposible evitar mojar las uñas totalmente, pero si logras reducir su exposición ya es un gran paso.

El agua ablanda las uñas y aumenta el riesgo de que se rompan. Cuando laves las vajillas, por ejemplo, o siempre que tengas que sumergir las manos en agua, intenta usar guantes para protegerlas.

Después de la ducha y siempre que te laves las manos, recuerda aplicar una crema hidratante, de preferencia con una fórmula para piel y uñas, para reducir los daños.

Protege las manos

Utiliza siempre guantes cuando tengas que usar químicos, detergentes o hacer actividades más agresivas que puedan perjudicar las manos y consecuentemente las uñas.

Además de secarlas, estos químicos o frotes agresivos pueden romper la capa superior de las uñas y dejarlas más blandas y vulnerables a infecciones.

Échale un vistazo a tus productos de higiene

Si ya tienes una alimentación saludable y tomas cuidado con tus manos, quizá tu objetivo no deba ser endurecer las uñas, sino encontrar qué es lo que las está debilitando en primer lugar. Y unas de las causas más olvidadas son los productos de higiene.

Manejar a menudo productos que contengan alcohol entre sus ingredientes como jabones, desodorantes, cremas o incluso usar las manos para difuminar el perfume en el cuerpo, por ejemplo, puede dejar las uñas secas y más débiles.

En el caso de que uses champú para pelo graso, prueba usarlo con guantes o cambiarlo durante unas semanas para ver cómo reaccionan tus uñas. Depende mucho de la fórmula del champú, pero algunos además de remover los aceites del pelo también lo hacen en las uñas dejándolas desprotegidas.

Mantén las uñas cortas

Por mucho que te guste llevarlas largas, mientras buscas endurecer las uñas debes cortarlas bien cortitas. Piensa en ello como un tratamiento temporal.

Las uñas cortas tienen menos probabilidad de romperse y presentan una superficie menor por lo que menos químicos y agua son absorbidos, lo que ayuda a que puedan crecer más fuertes.

Si utilizas una lima para controlar su largura, recuerda que debes moverla siempre en la misma dirección y nunca con un movimiento de sierra.

No utilices las uñas como herramienta

Cosas tan sencillas como usar las uñas para despegar una pegatina, hacer palanca para abrir un recipiente o rascar un poco de suciedad de la mesa implican forzarlas y, en algunos casos, tirar de ellas. Esto no solo las debilita como puede estropear tus esfuerzos para endurecer las uñas.

Estamos tan acostumbradas a utilizarlas como herramientas inconscientemente que será difícil evitarlo, pero intenta mantener esta idea en tu mente.

Pospón tu manicura

Incluso si utilizas productos no tóxicos, los esmaltes impiden que las uñas “respiren”. Además, manicuras permanentes o semipermanentes suponen una unión entre el producto y la capa superior de las uñas y su remoción, por más segura que sea, provoca siempre pequeños daños.

Mientras esperas para endurecer las uñas y que estas vuelvan a estar fuertes, será mejor posponer cualquier manicura y llevarlas tan naturales como sea posible.

Elige quitaesmaltes sin acetona

La acetona es baja en toxicidad pero no deja de ser un solvente. No solo puede dañar la capa superior de la uña, como remueve sus aceites protectores naturales y su hidratación, dejándola más débil y vulnerable.

 

Para endurecer las uñas tu enfoque debe estar en su protección. Esto es algo de sentido común. Si quieres endurecerlas no puedes someterlas constantemente a agresiones que las debilitan o nunca tendrán un momento para recuperarse. Pero si tomas cuidado con los productos que manejas y tienes una alimentación sana y variada, verás como tienes todo lo necesario para que tus uñas crezcan fuertes naturalmente.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

Todo lo que está de moda cambia a cada año. Unas veces más, otras menos, pero siempre hay algo de...

El peeling es un tratamiento facial cuyo nombre en español significa literalmente “pelar” y es esta...

Son muchos los productos de maquillaje con los que contamos, y sobre todo los que vamos comprando...

Sobre el autor

Ávida consumidora de cotilleos de celebridades y tendencias de la moda. Me encanta viajar y aprender, estar en forma y apreciar la buena comida... o, vamos, la comida en general. Habla con nosotras en m.me/ellashablan