Cómo decorar un salón comedor para que luzca a la última

Hogar  / 

Es el corazón de nuestra casa. Es donde nos relajamos al final del día, pero también es donde reunimos a los amigos y donde cenamos con la familia. Los salones de hoy en día están pensados para usarlos, para vivirlos. Y en la mayoría de las casas salón y comedor se integran en una misma estancia. En este artículo te daremos algunas ideas básicas para decorar tu salón comedor sin gastar mucho dinero y que parezca fresco, luminoso y moderno.

No importa los metros que tenga, siempre hay una solución para sacarle partido. ¡Toma nota!

6 ideas de decoración para el salón comedor

1. Adapta los muebles a la estancia, no al revés

Adapta los muebles a la estancia

Antes de empezar a decorar tu salón comedor debes tener en cuenta la forma de la habitación y su tamaño. Si se trata de una estancia muy pequeña, en lugar de recargarla con muchos muebles, debes optar por piezas que pesen poco visualmente y que sean multifuncionales.

Por ejemplo, puedes comprar la mesa de comedor de cristal o sustituir la mesita de centro por un puf que en un momento dado te sirva como asiento auxiliar para las visitas.

En los salones comedores que no sean excesivamente pequeños van bien las piezas grandes. Lejos de lo que se suele pensar, los muebles grandes consiguen el efecto óptico de agrandar una estancia. Los pequeños, en cambio, la empequeñecen y dan la sensación de que se han escogido de ese tamaño porque no caben otros mayores.

Puede que necesites cambiar los muebles más de una vez para ver la distribución que mejor te encaja. Nuestro consejo, empieza colocando las piezas más voluminosas y, una vez hayas encontrado su lugar, ya puedes empezar a colocar los muebles auxiliares.

2. Ilumina la zona de estar

Ilumina la zona de estar

Si tienes la suerte de tener un salón con dos grandes ventanales puedes colocar la zona de estar en uno y la de comedor delante del otro. Pero si la estancia es alargada, quedará más acogedora si colocas el sofá delante de la ventana y pones el comedor en la parte más oscura.

Evita siempre colocar muebles altos junto a la ventana para que no obstruyan el paso de la luz. Del mismo modo, los focos empotrados en el salón no son precisamente acogedores. En esta estancia la luz, mejor si es indirecta. Invierte un poco de dinero en una bonita lámpara de pie con intensidad graduable y una de sobremesa que proyecten luz cálida en diferentes direcciones.

Las paredes y los muebles blancos, junto con los espejos, los accesorios en cristal y los acabados dorados o metálicos te ayudarán a acentuar la luminosidad.

3. Despeja el espacio

Despeja el espacio

Si quieres conseguir mayor sensación de amplitud debes liberar el salón comedor de muebles innecesarios. Puedes aprovechar las paredes para colocar un mueble o una estantería de suelo a techo con la parte de abajo cerrada para que puedas guardar todas tus cosas. Para que no recargue el ambiente, píntalo del mismo tono que la pared.

Asimismo, debes asegurarte de que dejas al menos 80 cm de espacio entre los muebles para que te sea fácil pasar entre ellos. En cuanto a los sofás, puede que tengas que ir pensando en sustituir tu conjunto de 3 + 2 plazas por un sofá con chaise longue.

4. La naturaleza, apuesta segura

natureleza

Una casa moderna no tiene por qué no ser acogedora. Si tu estilo es minimalista, puedes dar más calidez a tu salón comedor con accesorios y textiles fabricados en fibras naturales. Lo bueno que tienen es que en verano aportan frescura y en invierno dan un toque muy hogareño.

Y si quieres rellenar alguna esquina que parezca vacía, una planta bonita siempre quedará bien. Es más, una tendencia actual es decorar una pared con elementos vegetales. ¡Mira este diseño de Pepe Leal publicado en la revista Interiores!

5. Deja el color para los accesorios

Deja el color para los accesorios en el salón comedor

El color puede hacer que tu salón comedor llame la atención para bien o para mal. Lo recomendable para que esta habitación siempre luzca moderna es optar por una base neutra, con paredes, techos y muebles claros o de un color natural y dejar el color para los accesorios. De esa forma, cuando quieras darle un aire nuevo a tu salón comedor solo tendrás que cambiar unos cojines (puedes combinar formas, tamaños y tejidos de diferentes texturas) o algún objeto de decoración.

Por cierto, hablando de decoración. Tanto la simetría como los tríos funcionan muy bien. Prueba crear composiciones con tres fotos, tres velas, tres cajitas, tres espejos, tres cuadros…

Si eres un poco más atrevida puedes conseguir un efecto impactante con el simple hecho de dejar una pared decorativa. Fíjate lo bien que queda este moderno salón que hemos visto en Homify. Si vas a poner una pared o un mueble grande de un color llamativo, es mejor que el resto del mobiliario sea neutro.

6. Delimita los espacios

delimita los espacios

Por último, es importante que delimites los espacios. Si por las medidas de tu salón no puedes hacerlo físicamente, inténtalo al menos visualmente. Una simple alfombra bajo la mesa de comedor servirá.

También funciona muy bien colocar una estantería o un aparador que sirva como división entre ambas zonas. Si la distribución de tu salón te permite dejar el sofá de espaldas a la mesa de comedor, puedes aprovechar para colocar pegado al respaldo una consola que puede servirte tanto de mesa de trabajo como de zona de bufé. Algo así, para que puedas hacerte una idea.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

Monsieur Cuisine es, en pocas palabras, la Thermomix de Lidl. Este robot de cocina de Silvercrest,...

Quitar manchas de sangre puede ser algo laborioso, pero no es imposible. Solo tienes que saber cómo...

La familia, los amigos y la comida nos hacen disfrutar lo mejor de la vida y nos hacen olvidar...

Sobre el autor

Mamá y periodista. Cotilla por naturaleza, nunca saco el móvil por la calle porque me gusta observar lo que ocurre a mi alrededor. Todo lo que veo me sirve de inspiración para escribir.