Cómo combinar colores a la hora de vestir

Looks, Moda  / 

Combinar colores puede parecer más complicado de lo que es en realidad. Ya todas hemos pasado de una prenda porque no tenemos nada con que combinarla, ¿verdad? Pero luego vamos por la calle y vemos mezclas de colores que funcionan perfectamente pero que nunca antes habíamos pensado en ellas.

Para algunas combinar colores resulta natural, pero hay una lógica detrás de este talento. Por eso, te enseñamos ahora las reglas para combinar colores para que puedas sacarle todo el provecho a tu armario.

Cómo combinar colores: rueda de colores

rueda de colores para combinar ropa

La base para combinar colores está en la rueda de colores. Esta rueda está divida en 12 quesitos como los del juego Trivial, con los colores principales que luego se dividen dentro de un mismo quesito en sus varios tonos y matices.

Para combinar colores de una forma segura, solo tienes que aplicar uno de los tres métodos de combinación sobre la rueda.

Colores similares

combinar colores similares

Este método es el más sencillo y el más usado en el día a día. Básicamente, colores de una misma familia o similares pegan siempre bien juntos.

En el caso de la rueda, esto significa que puedes combinar con seguridad cualquier tono de un mismo quesito o de sus vecinos directos. Por ejemplo, el azul combina bien entre sí pero también con los verdes y violetas azulados.

Colores complementarios

combinar colores complementarios

En este método, para combinar colores con seguridad y crear un outfit más colorido y llamativo, debes usar la regla de los opuestos. Ya has escuchado alguna vez que los opuestos se atraen, ¿verdad? Pues solo tienes que elegir un quesito de color y combinarlo con el que está directamente opuesto a este.

Después puedes jugar con los diferentes tonos para crear un outfit en colores más suaves o llamativos, dependiendo de tus gustos.

Armonías de color o tríadas

Este es el método más usado por las fashionistas, por eso nos sorprende a veces sus combinaciones de colores por lo bien que pegan juntas. La regla es sencilla: imagina que posicionas una T sobre la rueda de colores. Las extremidades de la letra representarán los colores que puedes combinar.

A veces el resultado puede parecer demasiado exuberante, pero es todo una cuestión de jugar con los diferentes tonos dentro de los quesitos seleccionados para suavizar el look.

Lee también: Trucos en la hora de combinar ropa de mujer

Combinar colores de ropa: ejemplos y casos particulares

Negro

combinar color negro

Échale un vistazo a la rueda de colores y verás que el negro no está presente. ¿La razón? El negro pega con todo porque es neutro. Es un color universal que resulta siempre elegante y sofisticado en sus combinaciones.

Aunque funcione con todos los colores, se destaca en particular cuando va combinado con rojos, amarillos, verdes, naranjas, rosas, blanco y malvas.

Blanco

combinar blanco

Es, al igual que el negro, un color neutro y universal, por lo que tampoco está presente en la rueda de colores. Cuando va combinado con colores pastel o más suaves (beige o gris, por ejemplo) resulta en un outfit más fresco y ligero, pero con otros colores funciona como un potenciador.

Relacionado: Cómo combinar un pantalón blanco

Azul

combinar azul

El azul es una de las pocas excepciones en las que usamos los métodos de la tríada de colores y colores similares naturalmente en nuestro día a día. Basta pensar en los colores con los que combinamos nuestros vaqueros azules.

El azul combina a la perfección con amarillos y malvas rosados (método tríada) pero también entre sí, por ejemplo, combinando azul marino con azul claro. Sin embargo, es también uno de los colores más complicados cuando toca a usar el método de colores complementarios. Su opuesto directo es el rojo, pero hay que saber jugar con los diferentes tonos para que el outfit no resulte excesivo.

Verde

combinar verde

Igual que el azul, también el verde presenta algunas particularidades a las que debes tener atención a la hora de combinar colores.

Sus tonos más oscuros, como el verde botella o verde militar funcionan a la perfección con un amplio rango de tonos y colores según las reglas de la rueda de colores. Sin embargo, sus tonos más marcadores, como el verde lechuga, necesitan alguna contención para que el outfit no resulte desequilibrado. Con estos tonos más brillantes, debes apostar solamente en los pasteles y colores neutros.

Relacionado: Cómo combinar un pantalón verde

Rojo

combinar rojo

El rojo es un color tan llamativo que no necesita ser combinado con otros para destacarse. El negro pega perfecto ya que no choca y deja que el rojo brille por sí mismo, pero los tonos pastel neutros como el beige, gris o blanco también funcionan muy bien. Para un look más sofisticado, prueba combinar tu outfit rojo con accesorios y complementos en dorado.

Si buscas un outfit más vivo y colorido para lucir en los días soleados de verano, atrévete a aplicar las reglas de la rueda y a mezclar colores antes prohibidos como el rojo y el rosa.

Lee también: Reglas básicas para combinar un vestido rojo

Naranja

combinar naranja

Este color caliente va perfecto con sus vecinos inmediatos, el rojo y el amarillo en sus varios matices que incluyen entre ellos los tonos tierra. El blanco y el negro son también opciones seguras ya que son neutrales, y el primero aporta un look simultáneamente fresco y cálido.

Combina también muy bien con azules, en particular con los tonos más oscuros de estos, como el azul marino, aunque no esté directamente opuesto a estos en la rueda.

 

Sencillo, ¿verdad? Mirar la rueda de colores para saber cómo combinarlos puede parecer pesado, pero es en verdad muy lógico. Con tan solo echar un vistazo a la rueda puedes comprobar que la mayoría de las combinaciones resultan naturales incluso si nunca habíamos pensado en ellas. Ahora, ¿a qué esperas para empezar a sacar provecho de tu armario?

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

Se habla mucho de la ropa vintage. Sin embargo, ¿cuáles son realmente estas prendas? Dichas...

La moda y el consumismo, en ocasiones, nos atrapan y nos empujan a comprar cosas que realmente no...

¿Qué mujer no ha soñado alguna vez con tener un vestidor gigantesco? Si hay una cosa que nos vuelve...

Sobre el autor

Ávida consumidora de cotilleos de celebridades y tendencias de la moda. Me encanta viajar y aprender, estar en forma y apreciar la buena comida... o, vamos, la comida en general. Habla con nosotras en m.me/ellashablan