¿Cómo combatir la ansiedad?

Bienestar, Salud  / 

La ansiedad es una respuesta natural y más común de lo que se piensa, pero debido a ella son muchas las personas que viven de una forma poco tranquila. ¿Por qué? Porque no tienen conocimiento sobre cómo manejarla de manera adecuada y efectiva. Sin embargo, para combatir la ansiedad existen diversas técnicas que brindan una gran ayuda a quienes sufren los inconvenientes de sus síntomas.

Es importante tener en cuenta que las mismas no son instantáneas y que más bien necesitan de tiempo para surtir efecto.

7 consejos para combatir la ansiedad

El primer paso para combatir la ansiedad es saber de qué se trata, lo que es y lo que no es también. La ansiedad es un estado de inquietud que surge cuando una persona se encuentra en una situación incierta y estresante. Debido a esto se estará en alerta y en continua expectación.

Entonces, el controlar justamente la ansiedad no es una tarea tan sencilla, puesto que sus síntomas son bastante notorios, como la sudoración, las taquicardias o el insomnio.

Pero la gran noticia es que puede ser tratada de un modo natural, sin recurrir a medicamentos. Incluso se aconseja recurrir a ciertas técnicas antes de asistir a la medicación recetada por los psiquiatras. Así el superar este problema puede estar en las manos de la persona.

1. Aprender cómo funciona la ansiedad en su totalidad

Aprender cómo funciona la ansiedad en su totalidad

Como ya se había mencionado anteriormente, uno de los primeros pasos para combatir la ansiedad es conocerla a fondo. Hay que estar al tanto de que la ansiedad es una respuesta inconsciente, la cual se da porque la mente considera determinada situación peligrosa.

Por ello, los síntomas físicos son una escapatoria planteada desde el cerebro para “salir” de la circunstancia. Si se tiene en cuenta esto, entonces poco a poco y de manera lógica se podría liberar de la ansiedad.

No hay que estar angustiados por tener un episodio de ansiedad, porque esa angustia no hace más que incrementar la ansiedad. Se necesita tener el pensamiento de que las sensaciones corporales que se están experimentando son normales, y nada perjudiciales. Así, se le comenzará a hacer frente a la propia ansiedad.

2. Aceptar que se está ansioso

La negación es una de las peores formas de actuar al estar ansioso. Para combatir la ansiedad es indispensable reconocer que se está ansioso y que es un estado que se puede controlar o reducir significativamente si uno se mantiene en calma.

Tampoco hay que huir de ella, no se vale abandonar una situación que cause ansiedad de manera injustificada. Si se tiene pánico a hablar en público, en definitiva, la solución no es evitar el hablar en público, sino más bien el enfrentar esto.

La ansiedad no es más fuerte que tú, al rendirse ante ella o evitar una situación donde se presenta, se está empeorando el problema.

Lee también: Qué hacer ante un ataque de ansiedad

3. Expresar lo que se siente, no hay nada que esconder

Expresar lo que se siente

Para vencer a la ansiedad es fundamental exteriorizar los sentimientos. ¿Qué se siente? ¿A qué se teme? Si se queda callado todo esto, no se está más que preparando una olla de presión para que explote. Se necesita hablar sobre lo que se siente.

Para ello, no hay necesidad de contenerse cuando la presión y la ansiedad comiencen a aparecer, más bien hay que liberar esta al inicio, cuando el mal es menor. Si se calla, lo único que se hace es aumentar la tensión emocional.

También hay que tomar en cuenta que las cosas se llevan con calma. Hay que buscar la quietud y comenzar a relajarse más a menudo.

4. Conocer la importancia de la respiración

Respirar con suma lentitud y profundidad sirve para la relajación, y por lo tanto es un método útil para lidiar con la ansiedad. Con la respiración se puede tomar el control de cualquier situación.

Cuando se entre en un episodio, lo mejor es cerrar los ojos y respirar pausadamente. Solo se necesita pensar en cómo los pulmones están llenándose de aire en ese momento. Con esto, lo que se hará será equilibrar a la mente y recuperar energía para continuar con la rutina.

También el dedicar de 30 a 40 minutos al día para meditar es una excelente idea para reducir el estrés y la ansiedad.

Relacionado: 4 ejercicios Mindfulness para aumentar tu bienestar integral

5. Eliminar los pensamientos negativos por completo

Eliminar los pensamientos negativos

Si se trata de enfrentar a la ansiedad, también hay que estar consciente de que los pensamientos negativos no contribuyen a ello. Como con todo en la vida, el positivismo es un requisito fundamental para la sanación.

Es por esto que una actitud positiva hará maravillas. Hay que ver el lado bueno de la vida, que todo tiene una solución, incluido la ansiedad. También es necesario esforzarse por seguir adelante. Hay que pensar bien para estar bien.

6. Cambiar de perspectiva radicalmente

Cuando se atraviesa una situación complicada es usual el no tener la capacidad de ver dicha situación de manera objetiva. Por ello, una de las mejores estrategias es la de cambiar la perspectiva, ver la situación como si no se estuviese atravesando por ella, como si se fuese otra persona diferente a una ansiosa.

Entonces, no hay que dejarse llevar por los sentimientos o reacciones espontáneas, se debe así tomar unos minutos para analizar el acontecimiento desde un lado más racional. Tal cual como si fuese un problema que es ajeno.

7. Realizar nuevas actividades o incrementar el tiempo dedicado a los pasatiempos

Realizar nuevas actividades o incrementar el tiempo dedicado a los pasatiempos

La distracción se convierte en otra gran aliada para llevar la ansiedad a un punto mínimo. Si un día está lleno de preocupaciones, obligaciones y trabajo, es normal que la ansiedad esté presente en cada hora de ese día. Por eso hay que tener en cuenta que un rato libre para dedicarse a algo que guste es indispensable.

Si se tiene un pasatiempo como nadar, pintar, bailar, se debe apartar tiempo para disfrutar de éste. Es también bueno comenzar con un nuevo pasatiempo, para así dedicarle más tiempo y concentración a su completo desarrollo.

Realizar actividades que sean agradables brinda momentos de alegría y eleva la relajación. Cuando se está feliz es posible dejar a la ansiedad a un lado y continuar con una rutina normal.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

La copa menstrual, copa vaginal o copa para la regla, es un dispositivo de higiene femenina...

Pedir ayuda puede resultar muy complicado para ciertas personas. Quizás sea por vergüenza, por...

Hablar de contraindicaciones del colágeno puede parecer raro, ya que esta proteína es ampliamente...

Sobre el autor

Lectora apasionada y curiosa por descubrir nuevas maneras de cultivar nuestro bienestar, creo firmemente que debemos cuidar de nuestra mente de la misma forma que cuidamos de nuestro cuerpo.