Cómo cerrar los poros para tener una piel uniforme y limpia

Belleza, Piel  / 

Cerrar los poros está lado a lado con la preocupación de cómo abrirlos en los que toca a la belleza de la piel y principalmente del rostro. En realidad, puede llamarse de formas diferentes pero el objetivo de ambas preocupaciones es el mismo: tener una piel más limpia, lisa y uniforme. De hecho, es imposible separar los conceptos de abrir y cerrar los poros. Te contamos todo.

Cerrar los poros: ¿es posible?

Los poros son pequeños agujeros que cubren toda la piel y tienen una función muy importante. Es a través de ellos que el cuerpo expele la sudoración y exceso de sebos, por lo que funcionan como una herramienta de desintoxicación natural y como un termómetro que ayuda a controlar la temperatura corporal.

Sin embargo, estas pequeñas aperturas no son válvulas que se puedan abrir y cerrar. Es decir, es físicamente imposible abrir y cerrar los poros.

Estas expresiones son solo metáforas lingüísticas. Cuando hablamos de abrir los poros, lo que buscamos son formas de eliminar la suciedad que se ha adentrado en ellos y que le da a la piel una apariencia apagada. Por otro lado, el anhelo por cerrarlos yace en su dilatación, que los vuelve más prominentes y visibles sobre la piel o en su infección frecuente que causa puntos negros y granos.

¡Pero no te preocupes! Que no se puedan cerrar los poros físicamente no significa que no haya forma de mejorar su aspecto.

Causas de los poros abiertos

Los poros abiertos son en realidad poros dilatados. Como estos no se abren ni se cierran, el cambio aparente de su tamaño está relacionado con causas externas.

Impurezas

Las impurezas son la principal causa de los poros dilatados en cualquier edad. Por un lado, como son pequeños agujeros, es muy fácil y común que polvos microscópicos de suciedad queden atrapados en ellos, bien como cremas, maquillaje o cualquier otro producto que apliques sobre el rostro.

Al mismo tiempo, los poros son la vía por la cual la piel expulsa el sudor y el sebo. Cuando hay un intento de entrada y de salida de impurezas y aceites en simultaneo, el poro se bloquea y empieza a expandirse presionado por estos factores. Esto crea la sensación de que se está abriendo, pero en realidad, la suciedad es lo que lo está abriendo más que su tamaño normal.

Edad o pérdida de firmeza de la piel

Con el paso de los años, el cuerpo reduce su producción de colágeno y la piel empieza a perder su firmeza y elasticidad. Este efecto también puede ocurrir en el caso de un cambio de peso notable en el que la piel ha sido estirada más que de su capacidad de rebote y se vuelve incapaz de recuperar su firmeza original.

En ambos los casos, esta pérdida de firmeza y elasticidad implica que la gravedad empieza a actuar más notablemente. Mientras que se empiezan a formar arrugas, estos pliegues aportan peso a la piel sin firmeza y estiran los poros en una dirección descendiente, creando la sensación de que se están abriendo.

Incapacidad de rebote

Aunque seas todavía joven, si llevas los poros abiertos durante mucho tiempo (que pueden ser años o meses, dependiendo de la edad y de la producción de colágeno), cuando remueves la suciedad es posible que la piel ya haya perdido su capacidad de rebote.

En estos casos, aunque el poro esté limpio y abierto, o sea aunque la vía está totalmente desobstruída, puede que ya no sea capaz de volver a encogerse y ya se haya quedado de ese tamaño.

Formas de cerrar los poros

Hay varios métodos que te pueden ayudar a cerrar los poros y a recuperar una piel uniforme y suave. Sin embargo, para que sean efectivos debes también tener en cuenta cuáles son las causas que los han hecho abrirse en primer lugar.

Lavarse el rostro por las mañanas y por las noches con un limpiador facial adecuado

Lavarse el rostro es el primer paso para prevenir y remover las impurezas que se adentran en los poros desde el exterior y que causan su dilatación.

Las pieles secas no suelen tener poros abiertos por la deficiencia de las glándulas productoras de aceites naturales, lo que reduce las posibilidades de bloqueo. En este caso, un limpiador facial suficientemente suave suficiente para mantener la piel limpia de impurezas.

Si tienes piel normal, mixta o grasa, debes buscar un limpiador facial que contenga ácido glicólico. Este ácido penetra más profundamente en la piel y no solo rompe como también disuelve la suciedad, haciendo que su remoción más fácil y efectiva. Además, debes elegir los que tienen una textura en gel, ya que las cremas pueden dejar residuos en los poros más dilatados, lo que reduce su eficacia.

Exfolia la piel una a dos veces por semana

Exfoliar la piel es un paso más allá de la limpieza facial diaria. El frote del producto en la piel no solo remueve las impurezas más profundamente, como también elimina las células muertas que pueden bloquear los poros o estar a punto de hacerlo.

También estimula la regeneración celular para que la capa superior de la piel mantenga una belleza luminosa y sana y, sobre todo, su firmeza gracias a las nuevas células que quedan en la superficie.

Sin embargo, no debes exfoliar más de dos veces a la semana para evitar secar demasiado la piel y estresar las células.

En el caso de que tengas piel grasa, busca un exfoliante con ácido salicílico, que tiene una acción antiinflamatoria y elimina las bacterias y hongos que puedan generar granos. Este ácido tiene también una acción que regula la segregación de los aceites naturales de la piel.

Lee también: Mejores exfoliantes faciales

Aplica máscaras de arcilla

Estas máscaras tienen un poder desintoxicante ya que absorben las grasas y aceites de la piel que pueden bloquear y dilatar los poros.

Aplicarlas una a dos veces por semana puede ayudar a cerrar los poros y a prevenir que se abran al controlar la cantidad de grasa en la capa superior de la piel.

Sin embargo, evita aplicarlas en los mismos días en los que te exfolies el rostro para evitar secar demasiado la piel y evitar inflamaciones.

Usa cremas con retinol una vez al día

El retinol es un ingrediente clave de las cremas y serum antiedad. Este derivado de la vitamina A promueve la regeneración celular y estimula la producción de colágeno para mantener la piel firme y elástica.

Además de prevenir y reducir las arrugas, signos de la edad y descoloraciones, este efecto de firmeza también ayuda a cerrar los poros al darle las condiciones ideales para que recuperen o mantengan su capacidad de rebote.

Prueba un peeling

En el caso de que nada más funcione y de que no consigas cerrar los poros, la alternativa será probar un peeling. Hay tres tipos diferentes, el suave, el medio y el profundo que ya supone hospitalización.

En todos los casos, un peeling se trata de una exfoliación más profunda y especializada para remover parte o totalmente la capa superior de la piel para dejarla totalmente uniforme. En una clínica de belleza o un dermatólogo te podrán aconsejar cuál es el tipo más adecuado para tu caso para remover los poros dilatados.

 

Cerrar los poros es imposible, de la misma forma que lo es abrirlos. Son una parte intrínseca de la piel con una función muy específica y necesaria y no funcionan como puertas. Para evitar que se expandan o que generen a menudo granos o puntos negros debes centrarte en las causas de su dilatación.

Las pieles grasas son más problemáticas en estos casos por su exceso de sebo, pero con tan solo usar los productos más adecuados para controlar esta segregación y mantener la piel limpia, verás que conseguirás tener la piel uniforme, suave y luminosa que tanto anhelas.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

Más allá de la vuelta a la rutina y la bienvenida del mal tiempo, los meses desde noviembre hasta...

La regeneración celular es el método natural que la piel utiliza para repararse a si misma y volver...

En la actualidad, es raro conocer a una persona que no tenga un tatuaje. Ya sea de manera...

Sobre el autor

Ávida consumidora de cotilleos de celebridades y tendencias de la moda. Me encanta viajar y aprender, estar en forma y apreciar la buena comida... o, vamos, la comida en general. Habla con nosotras en m.me/ellashablan