¿Para qué sirve el colágeno?

Belleza, Piel  / 

Nuestro cuerpo está conformado por distintas fibras, músculos, tendones, articulaciones y recubierto por una extensa capa de piel, donde el responsable de mantener la condición elástica y vitalidad es el colágeno. Este es conocido como una proteína importante en el cuerpo, porque gracias a ella nuestro organismo se mantiene lubricado, con la adecuada elasticidad y flexibilidad que necesitamos para realizar nuestras actividades del día a día.

El cuerpo produce por sí mismo, gracias a la alimentación que llevamos y a su adecuado funcionamiento, cantidades necesarias de colágeno; las cuales ayudan a que pueda regenerarse ante accidentes, fracturas, quemaduras y distintos tipos de lesiones. Por ello, la principal razón para la que sirve el colágeno es para para que el cuerpo humano se mantenga saludable y de esa manera poder tener la movilidad necesaria para experimentar la vida que deseamos.

Propiedades y beneficios del colágeno

Hemos explicado un poco qué es el colágeno y empezado a señalar para qué sirve, llegando a las propiedades y beneficios que trae para nuestros cuerpos.

Este es el responsable principal que ayuda a que ante cualquier caída, daño de la piel o de cualquiera de nuestros músculos, el cuerpo pueda regenerarse y reparar el daño causado. Sin el colágeno las heridas no sanarían y nuestras articulaciones se atrofiarían. No tendríamos la flexibilidad que necesitamos para desplazarnos de un lugar a otro.

Otra de las propiedades del colágeno es mantener la tonicidad de la piel junto con ese aspecto jovial y terso que nos gusta, retrasando la aparición de las odiadas arrugas que vienen con la edad. Además, también ayuda a que el cabello se mantenga fuerte y lustroso, al igual que nuestras uñas.

Propiedades y beneficios del colágeno

El colágeno es el que ayuda a retardar el proceso natural de envejecimiento de la piel como parte del ciclo normal. Con los años, el cuerpo va perdiendo capacidades y con ellos el volumen de esta proteína que antes producía de manera natural, por lo que se hace necesario comenzar a consumirlo por otros medios.

Cómo tomar colágeno

Podemos encontrar colágeno en distintas presentaciones:

  • en polvo
  • líquido
  • en pastillas
  • incluso en inyecciones

Cada organismo funciona de una manera diferente pero las dosis suelen ser similares en personas del mismo grupo etario. Para ello es importante visitar a tu médico de cabecera para que te prescriba la dosis exacta que necesitas de colágeno.

Además de encontrarlo en algunos de los alimentos que consumimos, se comercializa de distintas maneras tanto químicas como naturales conocidas como suplementos.                       

Suplementos de colágeno

Suplementos de colágeno

En pastillas

Puedes encontrarlo con otro componente conocido como ácido hialurónico, acompañado de magnesio, o puedes encontrar colágeno marino hidrolizado.

En todas ellas, el contenido calórico suele ser mínimo, lo que la hace una alternativa atractiva. Las dosis recomendadas oscilan entre ocho a diez gramos, por un período mínimo de tres meses para que puedas comenzar a ver efectos significativos.

En polvo

Debes saber que es la forma más económica en la que puedes conseguir el colágeno. Lo encontrarás en distintas presentaciones y sabores que te resultarán atractivas, desde fresa, vainilla y hasta chocolate.

Lo ideal es consumirlo en ayunas, disolviendo el polvo en zumos, jugos, agua e incluso batidos. La dosis debes discutirla con tu médico de confianza.

Uno de los pros de consumirlo en polvo es que así conseguirás el 100% de las proteínas a diferencia de en otros tipos de suplementos.

Líquido

La forma de presentación es en bebidas acompañadas con vitamina C, el mejor componente que estimula la producción de colágeno.

Tomándolo, tendrás beneficios en la regeneración de tu piel, cuidado de las articulaciones e incluso es el suplemento perfecto para aquellos que quieren perder peso.

Inyección

La duración de su efecto es de aproximadamente tres meses, requiriendo una sola dosis en períodos de tiempo de cuatro a cinco meses.

Esto se debe a que si el cuerpo se acostumbra a recibir de manera química el colágeno, se inhibe su producción natural.

En crema

Aún cuando se publicita en gran medida, es el medio de menor absorción para el cuerpo, debido a que sus moléculas son muy grandes.

Para tener el mayor aprovechamiento de este colágeno, aplica la crema después de una ducha con agua tibia ya que tus poros estarán abiertos y las moléculas entrarán a la piel con mayor facilidad. 

Contraindicaciones

Al igual que todos los suplementos que consumes, tomar colágeno o aplicarlo a tu cuerpo puede traer contraindicaciones.

Algunas personas (al menos el 30%) pueden ser alérgicas, dado que la mayoría de los suplementos obtienen esta proteína de pollos y vacas, ocasionando una reacción alérgica al producto con:

  • úlceras en la piel
  • vómito
  • náuseas.

En los casos en los que el colágeno es obtenido de animales marinos, puede ocasionar hipercalcemia. En el caso de suplementos orales, está contraindicado a personas que presenten problemas digestivos o diagnóstico de diabetes.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

Ya podemos dejar de parte los aromas intensos de invierno porque con la subida de las temperaturas...

La edad no nos impide de querer estar bonitas e ir de moda. ¿Y por qué debería? Sin embargo, con el...

Que la Luna influencia la naturaleza en la Tierra no es novedad y son muchos los que aseguran que...

Sobre el autor

Habla con nosotras en m.me/ellashablan