8 ideas de cocinas rústicas que te inspirarán

Decoración, Hogar  / 

¿Piensas en cocinas rústicas y automáticamente te viene a la cabeza una casita de campo y una habitación atestada de cacharros? Cambia el chip. Los apartamentos más modernos de las grandes ciudades están volviendo a incorporar este estilo para introducir toques naturales y aportar calidez a las frías junglas de cemento y asfalto.

El truco para que las cocinas rústicas de hoy en día no parezcan anticuadas es introducir diseños de tendencia. Cambiar las tonalidades marrones de la madera por otras más claras, combinar muebles vintage con accesorios modernos, mezclar diferentes elementos en un solo ambiente o añadir sutiles toques de color son algunos de los trucos que emplean los diseñadores para traer las cocinas rústicas a este siglo.

Cómo decorar cocinas rústicas: 8 ideas que te servirán de inspiración

1. Decora con azulejos

decorar cocinas rústicas con azulejos

Si quieres una cocina rústica con todas las letras no puedes olvidarte de incluir azulejos y cerámicas con diferentes motivos. Los que imitan al suelo hidráulico están muy de moda y te aportarán ese toque de modernidad que estás buscando.

2. Emplea materiales naturales

emplea materiales naturales

Otras de las características del estilo rústico son los materiales naturales. Eso no quiere decir que tengas que poner madera en el suelo, las paredes, el techo y los armarios. Un elemento natural puede ser, por ejemplo, unas cestas de mimbre en las estanterías y una alfombra de rafia bajo la mesa.

3. Combina diferentes materiales

combina diferentes materiales

También puedes combinar la madera de los armarios con otros materiales. Una pared de ladrillo, pintura de pizarra o un suelo de piedra le darán personalidad. Si te gusta el estilo industrial, nada te impide, por ejemplo, poner encimeras de cemento o comprar unas lámparas que parezcan recién sacadas de un loft neoyorquino.

4. Rebaja el peso visual

rebajar el peso visual en una cocina rústica

Si tu cocina es pequeña y temes que el concepto rústico la empequeñezca puedes probar a quitar peso visual. Estantes abiertos en la zona superior y cortinas que tapen los huecos inferiores siempre son decisiones que casan muy bien con las cocinas rústicas. Al mismo tiempo, estarás ahorrando dinero en muebles y tu cocina no se verá tan recargada.

Lee también: Las claves para tener cocinas pequeñas y baratas

5. Introduce notas de color

Introduce notas de color en una cocina rústica

Los colores llamativos son otra de las señas de identidad de las cocinas rústicas, pero lo mejor es que los dejes para los accesorios, las vajillas o los muebles más ligeros. Así no tendrás que invertir mucho dinero cuando quieras cambiar el color.

6. Aplica el minimalismo

cocinas rústicas minimalistas

No pienses que una cocina rústica tiene que tener las encimeras atestadas y las sartenes de cobre colgadas de la campana. Aunque te cueste creerlo, una cocina rústica también puede ser minimalista. ¿Cómo? Aplicando estos consejos:

• Libera las encimeras y guarda todos los cacharros en los armarios, fuera de la vista.
• Si los muebles son de madera, pinta las paredes en blanco o tonos neutros.
• Elige líneas limpias y sencillas.
• Opta por electrodomésticos modernos.
• Introduce elementos modernos. ¿Qué tal unas sillas Eames blancas con las patas en madera clara?

7. Todo al blanco

cocinas rústicas blancas

No hay un color que haga una estancia más luminosa, limpia y moderna que el color blanco. Así que prueba a rebajar el aire rústico de tu cocina pintando los armarios de ese tono.

8. Elementos para crear una cocina rústica

También puede ocurrir que tu cocina no acabe de convencerte porque no te dice nada o porque es demasiado moderna y tú lo que quieres es una cocina rústica. ¿Necesitas ideas para lograr ese cambio? Estas son las claves para crear una cocina rústica:

• Campanas extractoras de obra rematadas en madera.
• Añadir más madera en forma de vigas de techo, en el suelo, en la encimera o en los accesorios.
• Un gran fregadero de mármol o piedra.
• Detalles en loza blanca, hierro o cobre.
• Piezas recuperadas. ¿Te acuerdas de aquella alacena de la abuela que de repente nadie quería porque era vieja? Pues ahora son los más de los más. Lo mismo ocurre con los vajilleros de madera.
• Frascos de cristal con textos. Decoran y sirven para guardar alimentos.

 

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

Tras un día de trabajo, todos estamos deseando llegar a casa y sentarnos en el sofá. Cuando...

Vas al supermercado, haces la compra y cuando llegas a casa te das cuenta de que has comprado un...

Te encantan las plantas… Pero siempre se te acaban muriendo. A lo mejor el problema no es que tú no...

Sobre el autor

Mamá y periodista. Cotilla por naturaleza, nunca saco el móvil por la calle porque me gusta observar lo que ocurre a mi alrededor. Todo lo que veo me sirve de inspiración para escribir.