Cómo decorar la casa según el Feng Shui

Hogar  / 

El Feng Shui es más que una forma de decorar la casa. Es también una forma de fomentar el bienestar. Inspirado en la medicina tradicional china, el Feng Shui adaptado a la decoración tiene como objetivo gestionar las energías del espacio físico para lograr un lugar de relajamiento y paz, independientemente del tamaño de tu casa.

Los espacios decorados con base en este método envían señales de tranquilidad al cerebro para que te sientas bien, así que no importa si crees en la fuerza del Feng Shui en sí mismo. Te enseñamos ahora algunas reglas para que puedas hacer pequeños cambios en tu casa y beneficiar de la calma de este método chino.

Qué es el Feng Shui

El Feng Shui es un sistema cuyo objetivo es balancear las energías a nuestro alrededor para generar bienestar y armonía. Los practicantes de este sistema creen que tanto los objetos como las personas liberan energía (el chi) y la forma como están dispuestos puede afectar nuestras vidas.

En la base del Feng Shui está el equilibrio entre el yin y yang. En la práctica esto significa que cada objeto tendrá su lugar propio en casa, dependiendo de su posición en el equilibrio entre estas dos fuerzas.

7 reglas para decorar la casa según el Feng Shui

1. Posición de poder

Si trabajas en casa o tienes que usar a menudo tu mesa de trabajo es posible que tengas la tentación de ponerla justo delante de una ventana para poder apreciar la vista y disfrutar de la luz natural.

Según el Feng Shui, esto es un error ya que estarás liberando tus energías hacia fuera en vez de centrarlas en el trabajo que tienes por delante. Según este sistema, la mejor posición para una mesa de trabajo es en una zona desde donde puedas observar toda la habitación, incluyendo la puerta. Esto es lo que el Feng Shui denomina como una “posición de poder”. En esta posición te sentirás más segura y más en control de todo a tu alrededor haciendo que seas más productiva y más segura de ti mismo.

Este principio también se aplica a la cama en la habitación. Tumbada, debes ser capaz de ver la casi totalidad de la habitación, incluyendo la puerta. Sin embargo, no posiciones la cama justo por delante de la puerta. En la tradición china, los pies son la primera parte del cuerpo de los muertos que debe salir de la habitación. Por ello, se considera mala suerte posicionar la cama con los pies tan cerca de la puerta.

Lee también: Lo que no te puedes perder del Feng Shui en el dormitorio

2. 5 elementos

Intenta incorporar siempre algo de los 5 elementos (tierra, aire, fuego, agua y madera) en cada habitación para crear un ambiente más tranquilo y equilibrado. No es obligatorio que incluyas los 5 elementos a la vez en una habitación y tampoco es necesario que seas literal. Usa símbolos que los representen o que tengan una conexión con ellos (por ejemplo, un espejo puede representar el agua mientras que una maceta de cerámica puede representar la tierra).

3. Elimina la decoración innecesaria

El Feng Shui atribuye mucha importancia a la fluidez de las energías en la casa. Muchos objetos decorativos o una casa desordenada crean bloqueos a esta fluidez. Elimina toda la decoración innecesaria y limpia tu espacio. Puedes seguir teniendo objetos decorativos, claro, pero cada uno de ellos deberá tener un propósito específico y liberar buenas energías, no absorberlas.

elimina la decoración innecesaria

4. Objetos colgados

Objetos colgados justos por encima de la cabeza, como por ejemplo las lámparas, pueden tener un efecto estresante e incómodo aunque estén bien sujetados. En este caso puedes mover el objeto o, quizá lo más sencillo, mover los muebles de forma a que nunca estés debajo del objeto colgado.

5. Separa las zonas de trabajo y descanso

Otra de las reglas del Feng Shui es separar claramente las habitaciones de trabajo de las de descanso. Esto significa que la mesa de trabajo está totalmente prohibida en la habitación. Juntar los dos puede afectar el descanso por las energías del trabajo o puede afectar el trabajo por las energías que te causan sueño.

 6. Espejos

Los espejos reflejan las buenas energías, haciendo que estas se propaguen por toda la habitación. Además, dan una sensación de que cualquier habitación es más grande.

¡Ojo! Nunca cuelgues un espejo justo delante de tu puerta de entrada. Según el Feng Shui esto hará que las buenas energías se reflejen hacia fuera y no entren en tu hogar.

7. Plantas para buenas vibraciones

Las plantas promueven las buenas energías y una sensación de conexión con la naturaleza. Elige plantas grandes, ya que las pequeñas pueden resultar en un efecto de desorden y bloquear la fluidez de las energías.

Evita plantas con espinas ya que liberan una energía negativa.

 

¿Qué te parece el sistema de Feng Shui? Prueba seguir estas 7 reglas básicas y siente la armonía en tu hogar. El Feng Shui no se ve pero se siente.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

¿Tu casa está hecha un desastre y no sabes cómo puedes organizarla? El método Marie Kondo puede...

Preparar una tarta tres chocolates en Thermomix puede tardar más o menos tiempo según la receta,...

Contar con un espacio exterior en una vivienda es todo un lujo. Ya sean grandes o pequeñas, estos...

Sobre el autor

Ávida consumidora de cotilleos de celebridades y tendencias de la moda. Me encanta viajar y aprender, estar en forma y apreciar la buena comida... o, vamos, la comida en general. Habla con nosotras en m.me/ellashablan