Cómo tener un bronceado perfecto: 7 tips

Belleza, Piel  / 

Conseguir un bronceado perfecto es el sueño de todas, y es un sueño más o menos difícil de alcanzar dependiendo de algunos factores que nos individualizan. Todas conocemos mujeres que con solo pocos días de sol logran un bronceado uniforme, pero para la mayoría, alcanzar este estado implica horas más y una lucha constante con el bikini para confirmar si las marcas se notan.

Aunque factores como el grado de palidez de la piel puedan afectar el tiempo necesario y la calidad del bronceado, aun así es posible lograr un bronceado perfecto con tan solo seguir algunos tips.

Los 7 secretos de un bronceado perfecto

Exfolia

exfolia

Exfoliar antes del primer día de exposición al sol remueve las células muertas que pueden bloquear la entrada de los rayos solares y promueve un bronceado más uniforme.

Aprovecha para exfoliar el cuerpo también durante el período en el que trabajas tu bronceado para remover nuevas células viejas que surjan durante ese tiempo. No tengas miedo a que la exfoliación remueva el color que tanto te costó lograr. Si el bronceado se reduce después de la exfoliación significa que estaba concentrado en las células muertas y que no podría ser duradero.

Aumenta el consumo de betacaroteno

Aumenta el consumo de betacaroteno

La intensidad del bronceado depende de la cantidad de betacaroteno contenida en el organismo, ya que este nutriente es esencial para la producción de melanina. Al aumentar el consumo de betacaroteno estarás mejorando las probabilidades de lograr un bronceado perfecto y más intenso en menos tiempo.

Aumenta el consumo de alimentos ricos en este nutriente como zanahorias o patatas para conseguir el bronceado que tanto buscas. Puedes también consumirlo como suplemento alimenticio si así lo prefieres.

Usa protector solar

Usa protector solar

Las quemaduras solares son la pesadilla de quienes buscan un bronceado perfecto. No solo son peligrosas para la salud y dañan la piel, como suelen dejar una cicatriz más oscura y negra que el bronceado general.

Protégete contra estos daños usando una crema solar completa que repele tanto los rayos UVB como los UVA y no olvides aplicarla por lo menos cada dos horas. Para pieles negras u oscuras una crema con SPF15 es suficiente, pero para las más pálidas elige una protección entre SPF30 y SPF50.

Lee también: Las mejores cremas solares para cuidar la piel

Muévete

Muévete

Quedarse dormida bajo el sol o relajarte tanto que te conviertes en una estatua son situaciones que todas conocemos demasiado bien y una de las principales razones para bronceados con marcas.

Cambia de posición a menudo y muévete frecuentemente para que todas las partes de tu cuerpo sean bañadas por la luz solar. Levanta los brazos, abre las piernas, túmbate un poco de lado, lo importante es variar la posición para obtener un bronceado uniforme.

Respeta el límite de tu piel

Respeta el límite de tu piel

La piel solo se broncea si tiene melanina, pero la producción de este pigmento es más lenta que la velocidad con que la gastas para broncearte. Esto significa que habrá un punto durante el día en el que el cuerpo agotará sus reservas y no importa las horas que pases bajo el sol, no progresarás en tu bronceado.

En media, las reservas de melanina se agotan en 2 o 3 horas después de la exposición constante al sol, pero para mujeres con piel pálida este período puede ser bastante menor. Haz pausas frecuentes y relájate un poco en la sombra para darle más tiempo de recuperación al cuerpo y poder sacar más beneficios de un día completo en playa.

Relacionado: Cómo cuidar la piel en el verano

Hidrata

hidrata la piel

La exfoliación solo removerá el bronceado si este está concentrado en las células muertas. Para evitar perder todo tu esfuerzo y tu bronceado perfecto con el roce de ropa o las arenas de estas cremas es esencial hidratar la piel antes y después de estar bajo el sol.

Con la exposición constante a los rayos solares las células quedan deshidratas muy rápidamente, lo que reduce su período de vida. Aplicar una crema hidratante a menudo y beber mucha agua es la clave para prolongar tu bronceado perfecto por más tiempo, lucir una piel sana y reducir el aparecimiento de señales de la edad.

 

Siguiendo estos pasos puedes estar segura de conseguir un bronceado perfecto y más duradero, independientemente de tu tipo de piel y del tiempo que tarde en lograrlo. Con paciencia y dedicación, este verano podrás lucir el color que siempre quisiste.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

Por su textura grasosa y absorción lenta, el uso de vaselina para el cabello puede no parecer una...

Se acercan las estaciones más calientes y con ellas la ropa más ligera que enseña nuestra piel. El...

Tanto la vaselina como el limón son famosos remedios caseros en el campo de la belleza. El primero...

Sobre el autor

Ávida consumidora de cotilleos de celebridades y tendencias de la moda. Me encanta viajar y aprender, estar en forma y apreciar la buena comida... o, vamos, la comida en general. Habla con nosotras en m.me/ellashablan