Los barrios de Lisboa más importantes

Ocio  / 

Los barrios de Lisboa son parte del encanto de la ciudad. Cada uno con una personalidad propia, presentan diferentes perspectivas y microculturas dentro de la ciudad, revelando así los caminos de la historia que ha marcado la capital portuguesa en sus diferentes etapas.

Si estás planeando una visita a Portugal, estos son los barrios de Lisboa que no te puedes perder.

Guía: los mejores barrios de Lisboa a visitar

Alfama y Castelo

barrio de Alfama, Lisboa

Alfama es uno de los barrios más antiguos y más tradicionales de la capital portuguesa. Con sus callecitas estrechas, callejones y ropa secando en los balcones, es un barrio laberíntico que invita a un regreso en el tiempo. De hecho, Alfama es uno de los pocos barrios de Lisboa que no fueron destruidos en el terremoto de 1755, manteniendo así su historia y personalidad intactas.

Es también la ubicación de las más típicas y antiguas casas de Fado de la ciudad.

En la cima de la colina del barrio de Alfama encontramos también el Castillo de S. Jorge, uno de los monumentos más emblemáticos de la ciudad y que da nombre a parte del barrio de Alfama. El mirador de Santa Luzia, uno de los más famosos de Lisboa, y la principal Catedral de la ciudad están también ubicados en este barrio.

Baixa y Chiado

barrios Baixa y Chiado, Lisboa

Baixa y Chiado son dos barrios de Lisboa lado a lado a los que es difícil separar. Ambos están ubicados en el centro de la ciudad, siendo simultáneamente barrios de tradición y modernidad.

En el barrio de Baixa podrás encontrar algunos de los monumentos, plazas y calles más emblemáticos de Lisboa. Aquí encontrarás el Ascensor de Santa Justa, diseñado por un aprendiz de Gustaf Eiffel; el Teatro D. Maria II, y el Arco Triunfal y Praça do Comércio, que juntos forman uno de lugares más fotografiados y conocidos de la ciudad.

En sus calles podrás encontrar varios artistas, bien como cafés y restaurantes típicos. Sigue caminando y entrarás en el barrio de Chiado, el centro comercial de la ciudad que hace el puente entre el lado más histórico y el más moderno de la capital portuguesa, sin perder el lado pintoresco que caracteriza Lisboa.

Lee también: Lisboa, lugares de interés y qué hacer

Mouraria

barrio Mouraria, Lisboa

Si te gusta el Fado es probable que ya hayas escuchado hablar de este barrio en las canciones. Este barrio es su cuna. Aquí vivió la primera gran fadista portuguesa en el siglo XIX, la mítica Severa que se enamoró de un conde y llevó la música del pueblo a los grandes salones aristocráticos lusitanos. El barrio todavía mantiene viva esa tradición por la música, ya sea con sus casas de fado o sus populares fiestas tradicionales con música folclórica portuguesa.

Su nombre, Mouraria, deriva de la palabra moros (mouros en portugués) ya que este fue el barrio donde estos se refugiaron después de la conquista católica de la ciudad en 1147. De esos tiempos resta solamente la Cerca Moura y la multiculturalidad que permanece hasta hoy.

Bairro Alto

Bairro Alto, Lisboa

En la séptima colina de Lisboa, encontramos el Bairro Alto, otro de los más antiguos y peculiares de la ciudad. Durante el día, podrás deambular por sus calles estrechas y disfrutar de la arquitectura típica de la ciudad, mientras te relajas en los muchos restaurantes y cafés en la zona.

Sin embargo, es por la noche que este barrio gana nueva vida. Con la puesta de sol, podrás ver la transformación de esta tranquila colina en uno de los lugares de fiesta más populares de esta ciudad portuguesa. Las calles se convierten en un verdadero festival, con música, movimiento y el encuentro de diferentes culturas y estilos en un convivio de fiesta.

Belém

barrio de Belém, Lisboa

Más alejado del centro de Lisboa, encontramos el barrio de Belém. Quizá no sea el mejor barrio para alojarse durante una visita, ya que estarás más alejada de los demás barrios de Lisboa típicos, pero es sin duda una de las zonas de visita obligatoria para todos los turistas.

Belém es el emblemático barrio desde donde los portugueses partieron a navegar los mares, marcando el inicio de Los Descubrimientos. Es la ubicación de la famosa Torre de Belém, del Monasterio de los Jerónimos y del Padrão dos Descobrimentos, monumentos exlibris de la ciudad. Y por cierto, aquí podrás también probar los originales Pastéis de Belém, las famosas tartas de crema portuguesas.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

Las vacaciones de diciembre no solo sirven para pasar unos días en familia. También podemos...

Si tus fines de semana se vuelven más aburridos en cuanto los días se vuelven más cortos y fríos,...

Cuando el verano llega a su fin, llega el momento de elegir nuevos destinos y ciudades que visitar...

Sobre el autor

Ávida consumidora de cotilleos de celebridades y tendencias de la moda. Me encanta viajar y aprender, estar en forma y apreciar la buena comida... o, vamos, la comida en general. Habla con nosotras en m.me/ellashablan