Autoestima: qué es, tipos y características

Bienestar, Salud  / 

Podemos decir que la autoestima es una de las herramientas primordiales para mantener un estado de salud mental equilibrado, pues esta se define como la percepción que tenemos sobre nosotros mismos a pesar de lo que piensen las demás personas.

La autoestima alta ayuda a las personas a definir su personalidad de forma correcta y a enfrentar de manera efectiva los distintos problemas emocionales que se puedan presentar a lo largo de la vida. Las personas con percepciones positivas y visionarias la mayoría del tiempo poseen una buena autoestima y saben lo que son capaces de lograr a pesar de los problemas que se presenten.

Esta valoración comprende un aspecto muy importante para el ser humano, pues cuando tenemos una autoestima alta, somos conscientes de lo que valemos como personas, de lo que podemos lograr y de lo que merecemos.

Tipos de autoestima más comunes

Alta: Las personas que tienen autoestima alta generalmente se sienten bien sobre su capacidad de participación, se sienten confiantes en situaciones sociales y felices con ellas mismas.

Baja: La autoestima baja es una condición que no deja que las personas tengan consciencia de su propio potencial. Estas personas se sienten incompetentes y sienten que no valen  la pena.

Inflada: Las personas con autoestima inflada se creen mejores que los otros y no tienen dudas sobre menospreciar a cualquier persona. También se caracterizan por su incapacidad de escuchar y recibir críticas.

Características de las personas con alta autoestima

Características de las personas con alta autoestima

Las personas con autoestima alta poseen la facilidad de responder positivamente ante los contratiempos de la vida, tienen una percepción más amplia de las cosas que pueden lograr y no dejan que las opiniones negativas hacia ellos le afecten de ninguna forma.

Esta manera de ver la vida tienen grandes beneficios, pues permite que las personas mantengan una vida en equilibrio y una mejor salud mental. Cuando una persona logra mantener una autoestima alta, sabe cada una de las cosas que puede hacer bien, se siente bien consigo mismo tanto física como mentalmente, se expresa de forma positiva con los demás haciendo ver su punto de vista con tacto y respeto.

De igual forma, una autoestima alta permite que las personas sepan identificar tanto sus emociones como las de los demás, favoreciendo esto sus relaciones personales. También permite que la persona pueda afrontar nuevas metas y retos sin miedo al fracaso, y esto las impulsa a seguir adelante logrando que se desarrollen mejor como profesionales y como seres humanos.

Entre otras características de las personas con alto autoestima tenemos:

  • Son personas independientes que se valen por sí solas y no tienen tendencias al apego emocional.
  • No suelen criticar a las demás personas de forma negativa, siempre se interesan en hacer críticas constructivas.
  • Son personas seguras de sí mismas, no tienen miedo de expresar sus dudas, sentimientos o sus miedos.

Características de las personas con autoestima baja

Características de las personas con autoestima baja

Cuando una persona, a pesar de intentarlo, no logra tener una buena autoestima, tiende a presentar una serie de características que no son beneficiosas para su vida. Estos rasgos se basan en que la persona tiene tendencia a sentirse inferior a los demás, además de una percepción negativa de cada aspecto de su vida y son personas muy inseguras que a menudo necesitan la aceptación de los demás para sentirse bien.

Estas características también influyen de forma directa en su vida, sus metas y en las cosas que desea lograr, afectando estos aspectos tan importantes y haciendo más difícil el día a día. A pesar de presentarse las oportunidades, las personas con bajo autoestima siempre verán problemas y sentirán que no pueden lograr lo que desean. Este tipo de personas son más propensas a desarrollar dependencias emocionales, bien sea en relaciones de pareja o en su entorno familiar, debido a su inseguridad constante.

Otras características de las personas con baja autoestima son:

  • Comportarse y sentirse como víctimas en cualquier situación conflictiva.
  • No son personas espontaneas, les cuesta expresar sus sentimientos.
  • Tendencia a exagerar las situaciones
  • Suelen ser personas ansiosas
  • Pueden ser celosos, obsesivos y envidiosos
  • Tienden a tener poca percepción acerca de su futuro y propósitos de vida.

Relacionado: Síntomas de la ansiedad más comunes

Cómo mejorar la autoestima

A pesar de parecer complicado, es posible mejorar nuestra autoestima siempre y cuando estemos dispuestos a cambiar ciertos aspectos y hábitos de nuestra vida. Cuando logramos darnos cuenta que nuestra manera de ver la vida no está influyendo de forma positiva en aquello que deseamos alcanzar, es momento de cambiar nuestra percepción.

Una de las principales cosas que debemos hacer para mejorar nuestra autoestima es:

No te compares con los demás

Cada persona tiene sus capacidades y fortalezas, por ello debes aprender a identificar las tuyas sin necesidad de compararte con nadie.

Quiérete y acépate como eres

Cuando nos queremos y nos aceptamos tal y como somos, nos convertimos en personas más seguras y esto se lo reflejamos a los demás.

Hazte críticas constructivas a ti mismo

A pesar de los errores que puedas cometer, siempre intenta ver estos errores como oportunidades para crecer, no como fracasos.

Céntrate en que tus pensamientos sean positivos

Hay momentos en la vida en los que resulta muy complicado pensar de forma positiva, sin embargo, esta es una de las mejores formas de afrontar los contratiempos que se nos presentan.

La autoestima tiene una gran influencia en cada una de las actividades que llevamos a cabo en nuestra vida, así como en nuestras aspiraciones, metas, gustos, toma de decisiones importantes, entre otras. Por ello, es importante que trabajemos en este aspecto de nuestra vida.

Cuando llegamos a tener una buena autoestima, sabemos identificar cuáles son nuestras habilidades para tomar las oportunidades que nos da la vida.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

El trabajo, la familia y demás preocupaciones pueden hacer que entres en un círculo vicioso de...

La gimnasia hipopresiva es una alternativa a los ejercicios tradicionales para tonificar el área...

La copa menstrual, copa vaginal o copa para la regla, es un dispositivo de higiene femenina...

Sobre el autor

Lectora apasionada y curiosa por descubrir nuevas maneras de cultivar nuestro bienestar, creo firmemente que debemos cuidar de nuestra mente de la misma forma que cuidamos de nuestro cuerpo.