Cómo aplicar blush correctamente

Belleza, Maquillaje  / 

El blush, también conocido como colorete o rubor, es uno de los básicos de maquillaje que no puede faltar nunca en tu neceser. De ahí, la importancia de saber cómo utilizarlo correctamente. Como es obvio, esto dependerá, fundamentalmente, de la forma que tenga tu cara. Es por eso que, a continuación, te explicamos cómo aplicar blush de manera adecuada teniendo en cuenta este detalle.

Cómo aplicar blush según tu rostro

Saber maquillarte de forma correcta, ayudará a que realces tus facciones. El colorete, siendo una de las últimas partes del maquillaje que se ponen, ayuda mucho en esta misión. Pero claro, según tu rostro, deberás aplicar el rubor de una manera u otra para que este quede impecable y cumpla la misión deseada. 

1. Forma de diamante

Las mujeres con este tipo de cara tienen la zona del mentón más angosta y la frente más ancha. Esto hace que tengan que aplicar blush de una forma para que la atención se centre en la mitad inferior de su cara. Para ello, hay que echar el colorete debajo de los pómulos en dirección a las orejas.

2. Rostro redondo

La función del rubor en este tipo de caras es definir aún más los rasgos. Cuando lo vayas aplicar, junta los labios, haciendo presión para adentro. De esta manera, conseguirás que tus mejillas se hundan. Entonces, en diagonal creciente, es decir, desde el centro de las mejillas hacia tus orejas, ponte el maquillaje, como si fuese un ángulo de 45ºC.

3. Cara alargada

Definitivamente, a este tipo de rostros lo que les queda bien es que coloques el rubor de forma horizontal. Así, ayudarás a que  el blush le dé a la cara un efecto de mayor amplitud. Para eso, hay que aplicarlo desde el medio de las mejillas hasta las orejas. Otra opción es empezar por la zona superior de los pómulos.

4. Aspecto cuadrado

Los rostros cuadrados tienden a tener la misma dimensión de ancho de la mandíbula que de la frente. Por lo tanto, la función del rubor es la de suavizar las facciones. Eso se consigue aplicando el colorete en las manzanas de las mejillas dando pequeños toquecitos circulares. Un dato importante es que tener mucho cuidado para no difuminar el blush.

5. Rostro ovalado

Al contrario de lo que ocurre con las caras cuadradas, en las ovaladas sí que se debe difuminar el colorete una vez que se aplica sobre los pómulos. Recuerda ponértelo en dirección hacia la sien. Con este truco, lo que vas a lograr es darle una mayor definición a tus pómulos.

6. Forma de corazón

Lo principal en este tipo de rostros es conseguir centrar el foco en la parte de abajo de los pómulos para así nivelarlos con la mandíbula. La clave está, entonces, en echar el colorete en la zona inferior del pómulo. También puedes dar unos pequeños y sutiles toquecitos en la frente y el mentón.

7. Cara triangular

Otra forma de cara que permite difuminar el blush para poder disimular su geometría es la triangular. Ponte el colorete en los pómulos directamente y difumínalo para fuera.

Lee también: Los mejores estuches de maquillaje

Errores que cometemos al aplicar blush

Cometer ciertos errores puede hacer que estropeemos el maquillaje e incluso hacer que no luzcamos ni brillemos tanto como deberíamos. Por ello, ten en cuenta los siguientes errores que hemos destacado.

En primer lugar, debes escoger un color de colorete que combine con tu tono de piel. De lo contrario, el rubor quedará muy artificial y no se verá bien. Si tienes alguna duda, siempre puedes consultar a las maquilladoras que hay en las tiendas. Pero un valioso truco es el de apretar las mejillas unos segundos una vez que hayas aplicado el blush. Así podrás darte cuenta si te queda bien o no.

Por otra parte, ten en cuenta que lo poco gusta y lo mucho cansa. Esto quiere decir que no te excedas en la cantidad de rubor que te pongas.

Otro fallo que algunas mujeres cometen es el de aplicar el blush sin haberse puesto una base de maquillaje primero. Si haces esto, el efecto del colorete no será el deseado, además de que el producto no durará mucho tiempo.

Asimismo, es fundamental que uses una brocha adecuada y de buena calidad. Para el colorete, las más indicadas son las anchas. Estas te permitirán difuminarlo correctamente.

Puede que no hayas pensado en este detalle, pero es igual de importante o incluso más que los otro: la iluminación. Tanto para aplicar el rubor como para maquillarte en sí, precisas tener buena luz. De lo contrario, el resultado puede ser nefasto.

Como ves, si tienes en cuenta los pormenores para no cometer errores y aprendes a aplicar el blush teniendo en cuenta la forma de tu rostro, el resultado de tu maquillaje puede ser totalmente diferente. A partir de ahora, seguro que estarás siempre perfecta.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

Cada vez surgen más tratamientos de belleza para que tanto hombres como mujeres nos sintamos bien....

¿Te preocupas mucho por tu belleza y te gusta estar siempre informada de las últimas tendencias? Si...

Hace tiempo que hacerse un piercing ya no está mal visto, tanto em hombres como en mujeres. No...

Sobre el autor

Lectora apasionada y curiosa por descubrir nuevas maneras de cultivar nuestro bienestar, creo firmemente que debemos cuidar de nuestra mente de la misma forma que cuidamos de nuestro cuerpo.