¿Cómo controlar la ansiedad por comer?

Bienestar, Salud  / 

Para saber cómo controlar la ansiedad por comer, es importante conocer previamente lo que es la ansiedad propiamente dicha, sin que más palabras la acompañen, es decir, ¿qué es la ansiedad? La ansiedad viene representada como un mecanismo de defensa. Los seres humanos vivimos en diferentes condiciones todo el tiempo y, con ello, la estabilidad emocional también varía.

Es normal que cuando no nos sentimos a gusto en algún lugar o cuando salimos de nuestra zona de confort la ansiedad nos visite. En este sentido, una de las consecuencias de la ansiedad es calmar ese periodo de estrés con actividades involuntarias, casi impulsivas, como por ejemplo: comer.

¿Qué es la ansiedad por comer?

Como ya hemos dicho, la ansiedad es un acto compulsivo que surge tras presentarse un cambio o salida de nuestra zona de confort. Nuestro bienestar se va y necesitamos con urgencia volver a sentirnos bien, por lo que nuestro cuerpo recuerda cuáles son los factores que nos hacen sentir bien, como lo es el caso de dormir o comer. Esta última es la que nos incumbe en estos momentos.

Si bien es cierto que comer es una necesidad fisiológica, también es necesario dejar claro que no todo el tiempo tenemos hambre. La dieta normal se compone de tres principales comidas como el desayuno, el almuerzo y la cena, además de dos pequeñas comidas entre cada una de ellas, también conocidas como meriendas.

¿Qué es la ansiedad por comer?

Sin embargo, también existe el comer por comer, sin tener hambre, por impulso, porque comer simplemente nos da placer, nos hace sentir bien, aunque llegue el punto que dejamos de notar el bienestar.

La ansiedad viene acompañada de la palabra impulsiva, pues cuando estamos ansiosos, realizamos tareas de forma casi involuntaria, como comernos las uñas, realizar movimientos involuntarios o en este caso, comer.

Es importante resaltar que lo que hacemos cuando estamos ansiosos, aunque nos genera cierto grado de satisfacción, este es momentáneo, no ataca al problema de raíz y como consecuencia, siempre vamos a tener ansiedad.

Causas y síntomas

Como hemos mencionado anteriormente, la ansiedad es el mecanismo defensivo que se genera cuando estamos ante el miedo o cuando hayas salido de tu zona de confort, como cuando terminas una relación o te mudas a una nueva ciudad en la que no conoces para nada.

Es clásica la imagen de las películas románticas, como El Diario de Bridget Jones, en la cual la chica que termina una relación o que no encuentra el amor de su vida está tan agobiada por tal idea que lo único que le da la sensación de bienestar es “la comida” e ingiere altas “dosis” de chocolate como tranquilizante.

Bridget Jones comer chocolate

Aquí reiteramos que el miedo es un fuerte motor que generará ansiedad y, como sabemos, el miedo puede ser provocado por diferentes factores, cada persona presenta distintas fobias y es allí cuando el mecanismo llamado ansiedad llega provocando los mencionados actos impulsivos.

Pero cuando se habla de comer, muchos lo hacen aunque no tengan hambre siempre, simplemente les gusta comer y disfrutar de la comida. Por tal razón nos preguntamos ¿cuáles son los síntomas reales de la ansiedad por comer?

Existe el dilema de: si se come por ansiedad o tenemos ansiedad por comer. Como ya se mencionó previamente, comer nos genera satisfacción o placer, y cuando tenemos ansiedad eso es lo que queremos conseguir, también muchas personas buscan o utilizan a las drogas para lograr tal objetivo.

A continuación te mencionaremos los principales síntomas para saber si estás comiendo por presentar ansiedad y no por una necesidad fisiológica (hambre).

  • Cuando comes por una necesidad fisiológica, lo realizas pausadamente, a pesar de tener hambre, pues necesidad degustar la comida. En contraposición, cuando comes por ansiedad, lo haces rápidamente de forma casi atropellada sin notarse la saciedad.
  • Sigues comiendo a pesar de estar lleno. El cerebro basa gran parte de su actividad en los recuerdos y lo que recuerda nuestro cerebro es que comer nos hace sentir bien, pero cuando se trata de ansiedad, no importa que estés lleno, la impulsividad hace que comamos sin parar.
  • La calidad de los alimentos no importa. Cuando comes por ansiedad no te preocupas por el contenido calórico, de grasas y demás, en estos casos comes lo que encuentres a disposición.
  • También existen síntomas psicológicos, como por ejemplo, sentirte culpable luego de comer tanto. A pesar de esto, poco tiempo después seguirás comiendo y si sigues comiendo luego de todo esto, es claro que comes por presentar ansiedad.
  • La ansiedad genera agotamiento, pues la persona que la padece no encuentra la paz. En el caso de comer por ansiedad, esta necesidad impulsiva lleva a las personas a no dormir pensando en comer, a levantarse a media noche para ir a ingerir cualquier alimento.

Lee también: Los síntomas de la ansiedad más comunes

Cómo quitar la ansiedad por comer: consejos y trucos

Una vez hayamos detectado que comemos por ansiedad y que estamos totalmente seguros de eso, existen una serie de consejos y trucos para intentar combatirla. A continuación te indicaremos la selección de la casa:

  • Cambiar tu rutina: Lo primero que debes hacer es cambiar tu rutina. Si sufres de ansiedad y estás todo el día en casa, eso quiere decir que estás cerca de alimentos todo el día, por lo cual deberás pensar en tomar largas caminatas y cumplir con tus horas de comida. Si estás en casa frente al televisor, querrás comer.
  • Alimentos de calidad: La dieta es esencial para combatir la ansiedad por comer. Existe una larga lista de alimentos que puedes usar para ello, como tomar mucha agua y mantenerte hidratado, comer pescado (por su contenido de Omega3), comer frutos secos, sopas o caldos, frutas y vegetales, cereales, yogurt y otros.
  • Lo que debes evitar: Evita consumir cafeína, alimentos excitantes como el chocolate, cremas y demás productos.
  • Medicamentos: También existe una serie de medicamentos, que claramente no mencionaremos aquí, pues debe ser un medico profesional quien te indique una receta.
Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

La hinchazón de tobillos y pies es un problema que suelen sufrir muchas mujeres a lo largo de su...

La granada es una fruta que cuenta con una gran cantidad de beneficios para nuestro organismo,...

En la época del año en la que llega el buen tiempo son muchas las posibilidades que existen para...

Sobre el autor

Habla con nosotras en m.me/ellashablan