Anillo vaginal: todo lo que debes saber

Mamá  / 

Dentro del tema de los métodos anticonceptivos podemos encontrar un sinfín de información que nos muestra las distintas opciones que existen para tener relaciones sexuales sin riesgo. Además del condón y las conocidas pastillas anticonceptivas, también podemos encontrar otros métodos como lo es el anillo vaginal.

Y es que el mundo en el que nos encontramos hoy día nos invita cada vez más a aplicar la planificación familiar, con el fin de poder controlar no solo la creación de un nuevo ser sino también el momento en el que disponemos de la completa capacidad para tenerlo y con quien deseemos. Es por ello que los métodos anticonceptivos se recomiendan y te permiten llevar este control.

¿Qué es el anillo vaginal?

Se trata de un dispositivo anticonceptivo, también conocido como anillo intravaginal, que tiene la forma de un aro de plástico, delgado y flexible de aproximadamente 5 cm de diámetro y que debe ser introducido dentro de la vagina. Este tiene una duración mensual.

¿Cómo funciona?

La función de este anillo vaginal es que una vez dentro de la vagina, con el roce entre las paredes y su superficie, comienza una liberación de las hormonas progestina y estrógeno que se encargan de impedir la liberación de los óvulos y al mismo tiempo espesar el moco cervical que impedirá la llegada del espermatozoide al óvulo y por ende la concepción.

¿Qué es el anillo vaginal y cómo funciona?

Ventajas y desventajas

Cuando hablamos de anticonceptivos pensamos, ¿cuáles son las ventajas que tiene este método? Primeramente podemos notar que tiene alta efectividad, ya que estamos hablando de un 99% si le damos el correcto uso. Además, es de larga duración, no requiere cuidado diario, es muy fácil de usar y permite mantener la privacidad acerca de su uso. También es destacable que no restringe la fertilidad después de su uso, y tampoco se ve alterada su eficiencia con la ingesta de antibióticos. Finalmente, otra ventaja es que pueden tenerse relaciones sexuales en cualquier momento, sin verse interrumpida la actividad sexual.

Y ahora, por otro lado, ¿Cuáles son las desventajas del anillo vaginal? Primeramente, y muy común en los anticonceptivos de uso femenino, es que no protege de las enfermedades de transmisión sexual. También puede causar alteraciones menstruales, flujos vaginales, y para algunas personas su colocación puede ser incomoda. Finalmente, en algunos casos se puede sentir el anillo al momento de tener relaciones sexuales.

Lee también: Los métodos anticonceptivos naturales más populares

Efectos secundarios del anillo vaginal

Son muy pocos los efectos adversos que presenta este anticonceptivo. Sin embargo, como todo no está hecho para cualquier tipo de mujer, hay algunas personas a las cuales no es recomendable este método, como personas mayores de 35 o quienes hayan padecido problemas cardiacos, entre otras.

En muchos casos pueden presentarse algunas molestias, cefaleas, nauseas, dolor en los senos, un leve manchado o cambios anímicos en los primeros meses del uso de este dispositivo, que responde a la adaptación de nuestro cuerpo a un agente extraño. También en algunos casos puede causar aumento de peso e incomodidad al usarlo, pero de nuevo nos vamos a la idea de que no a toda mujer se le aplica el mismo método.

Generalmente, en los pocos casos donde se presentan algunos de estos efectos, duran pocos meses. En caso de que continúen los síntomas lo más recomendable es dirigirse directamente con su médico.

¿Cómo se usa?

Es importante explicar el cómo se utiliza este método, sobre todo si es la primera vez. Primero hay que recordar que estará introducido en la vagina, pero ¿cómo? Pues como si usáramos un tampón. Primero debe sacar el anillo del empaque, verificando que no esté pasada su fecha de caducidad. Es necesario tener las manos limpias y luego lo que debes hacer es colocar el anillo en tus dedos y juntarlos, así lo introduces suavemente en la vagina. Al soltarlo puedes dar unos pasos, y si te sientes cómoda al caminar entonces está listo.

Pero el uso del anillo vaginal no es solamente el colocarlo en la vagina. También es importante fijar la fecha o el día de colocación, ya que el cambio del dispositivo debe ser mensual, y aquí nos detendremos un poco, en vista de que el anillo impide la producción de óvulos también puede paralizar la menstruación. Esto solo ocurre si la persona decide dejarlo durante los 30 días del mes, pero también se puede colocar cada 21 días dejando la semana necesaria para que la menstruación se produzca.

En cualquiera de los dos casos, si decides mantener la menstruación o no, debe fijarse un día o fecha para que el cambio del anillo se realice exactamente esos días. Es decir, si deseas no tener la menstruación entonces puedes cambiar tu anillo una vez al mes, por ejemplo el día 15 de cada mes, o por otro lado, si deseas tener tu menstruación regular, debes dejarlo durante 3 semanas y quitarlo por 1. En este caso, por ejemplo, lo colocarías un día viernes y te lo quitarías el día viernes de la tercera semana, dejando una semana libre, y colocándolo nuevamente el viernes siguiente.

¿Qué pasa si se sale el anillo?

Puede ocurrir que el anillo se salga en algún momento, bien sea manteniendo relaciones sexuales o por un movimiento equivocado, pero no te preocupes, solo debes enjuagarlo con agua fría y volverlo a colocar. Si esto ocurre en un tiempo menor a 48 horas mantienes la protección contra el embarazo, pero si por el contrario el anillo dura más de 48 horas fuera, debes igualmente lavarlo con agua fría y colocarlo de nuevo, pero ten en cuenta que si tendrás relaciones sexuales deberás usar otro método como el condón para evitar un embarazo. Esto hasta cumplir los 7 días posteriores a la reinserción del anillo.

Marcas y precio

anillo vaginal Nuvaring

Puedes encontrar este método anticonceptivo fácilmente con el nombre de Nuvaring , que es su nombre comercial más conocido, pero también lo puedes conseguir con el nombre de Circlet. Los precios pueden variar, pero también lo puedes conseguir por menor coste en los centros de planificación familiar sin fines de lucro, u obtenerlo gratuitamente en centros con planes de seguros que se encargan de distribuir estos productos.

Opiniones

Cada día hay más mujeres que apuestan por el anillo vaginal, y en países como España y Finlandia su uso se ha popularizado desplazando a la píldora en muchas ocasiones, pues brinda confianza y comodidad.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

Se acercan las Navidades y, como todos los años, empiezas a darle vueltas a los regalos de Papá...

Separarse nunca es fácil, pero menos aún cuando hay hijos de por medio. Ponerse de acuerdo con la...

Las temperaturas comienzan a bajar. Entonces, sacas la ropa de invierno, se la pruebas y a tus...

Sobre el autor

Lectora apasionada y curiosa por descubrir nuevas maneras de cultivar nuestro bienestar, creo firmemente que debemos cuidar de nuestra mente de la misma forma que cuidamos de nuestro cuerpo.