7 alimentos con colágeno para tener una piel joven

Belleza, Piel  / 

Los alimentos con colágeno son la forma más sana y eficaz de aumentar los niveles de esta proteína en nuestro cuerpo. Reconocido por su eficacia en el mundo de los productos de belleza, el colágeno es el responsable por remplazar las células muertas, así como proveer elasticidad y firmeza a la piel.

Lamentablemente, la producción de esta proteína disminuye con la edad, justo cuando más la necesitamos. Aunque no existan literalmente alimentos con colágeno hay muchos alimentos que puedes agregar a tu dieta para hacerle frente a esta reducción natural.

Descubre ahora cuáles son los que debes agregar a tu dieta para combatir las señales de la edad y mantenerte fresca.

Qué es el colágeno

El colágeno es una proteína compuesta por aminoácidos que puede ser encontrada principalmente en la piel, huesos, articulaciones, tendones y cartílagos. Su función principal es proveer elasticidad, fuerza y soporte estructural a estos mientras ayuda a remplazar las células muertas en el organismo.

Es muy utilizado en el mundo de la cosmética y productos de belleza para promover una piel joven y reluciente ya que, dadas sus funciones, es esencial para combatir las señales de la edad como las arrugas y piel flácida.

Aunque sea una de las proteínas más abundantes en el cuerpo humano, su producción natural decrece con la edad. Es, por ello, esencial añadir alimentos con colágeno a nuestra dieta para garantizar que tenemos siempre la cantidad necesaria para vernos y sentirnos jóvenes.

7 alimentos con colágeno para combatir el envejecimiento

Vegetales de hoja verde oscura

Vegetales de hoja verde oscura

Vegetales como las espinacas, espárragos y la col rizada son ricos en vitamina C y luteína, un antioxidante. Esta combinación no solo promueve la hidratación y elasticidad de la piel como suscita la producción natural de colágeno por el cuerpo. Una combinación perfecta para combatir las arrugas.

Soja

La soja y sus derivados como el queso o leche de soja contienen genisteína, una hormona natural que promueve la producción de colágeno por el organismo, aumentando así la elasticidad y la fuerza de la piel. La soja contiene también antioxidantes esenciales para la combatir los radicales libres, los principales causadores de daños o muerte de las células.

Zanahorias

Zanahorias

Las zanahorias, igual que las patatas dulces, son ricas en vitamina A, esencial tanto en la producción de colágeno como en su mantenimiento. Esta vitamina estimula y refuerza la dermis (zona donde se sitúa el colágeno), aumentando la elasticidad de la piel y la recuperación de los niveles de esta proteína.

Alubias

Aunque en sí mismas no sean alimentos con colágeno, las alubias representan un papel importante en la eficacia de esta proteína. Son ricas en ácido hialurónico, uno de los componentes más importantes en la migración y proliferación de las células. Además, ayuda a retener la hidratación de la piel, aumentando su suavidad y elasticidad y promoviendo, así, la síntesis del colágeno por la misma.

Lee también: Las mejores cremas antiarrugas que no te puedes perder

Cítricos

citrinos

Los cítricos como las naranjas y los limones son ricos en vitamina C, importante en la conversión de aminoácidos en colágeno. Además de promover el aumento de los niveles de esta proteína en el organismo, tiene una función importante en su mantenimiento.

La vitamina C ayuda en el combate a los radicales libres que dañan la piel y el cuerpo, evitando la utilización de colágeno para solucionar estos problemas y su consecuente reducción.

Semillas de lino, nueces y pescado

Ninguno de estos puede ser considerado como un alimento con colágeno pero su papel en la protección celular es importante para reducir la utilización y el gasto de esta proteína por el cuerpo. Tanto el pescado como las nueces y semillas de lino son ricos en ácidos grasos como el omega-3. Estos son fundamentales en el apoyo a la membrana grasosa protectora que envuelve las células. Esta membrana ayuda a mantener las células jóvenes y sanas por más tiempo, reduciendo así la necesidad de utilización de colágeno en su sustitución.

Frutos rojos

frutos rojos

Los frutos rojos como las fresas y el tomate son ricos en antioxidantes que combaten los radicales libres, los principales causadores de daños a las células. Además de reducir la necesidad de utilización de colágeno en su regeneración, ayudan también a promover la producción de esta proteína por el organismo.

 

Como puedes ver, estos alimentos no solo promueven la producción de colágeno, como también son sanos, nutritivos y bajos en calorías. Estarás así actuando en todos los campos de la belleza para obtener un organismo sano sin aumentar de peso y una piel sedosa, flexible e hidratada. ¿Cuál es tu excusa para no agregar estos alimentos con colágeno a tu dieta?

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

Si te hablamos de lipodistrofia ginecoide, ¿sabes de qué se trata? Este término científico se usa...

§Los tatuajes en la mano ya no son un impedimento para conseguir un trabajo. Antes, estos dibujos...

Los cosméticos sirven para combatir las arrugas, las ojeras, para limpiar la cara o para...

Sobre el autor

Ávida consumidora de cotilleos de celebridades y tendencias de la moda. Me encanta viajar y aprender, estar en forma y apreciar la buena comida... o, vamos, la comida en general. Habla con nosotras en m.me/ellashablan