¿Cuáles son los alimentos alcalinos?

Alimentación, Salud  / 

La dieta Alcalina defiende que un aumento del consumo de alimentos alcalinos afectará en nivel de pH del cuerpo reduciendo así la probabilidad de enfermedades óseas y de cáncer.

Según esta, nuestra sangre deberá tener un pH un poco alcalino para estar en un nivel sano. Sin embargo, con el aumento del consumo de alimentos ácidos en la alimentación contemporánea el cuerpo tiene una mayor dificultad en mantener esta proporción. Para lograr el equilibrio el cuerpo sacará minerales alcalinos como el fósforo, calcio y magnesio de los órganos y huesos para liberar en el torrente sanguíneo, lo que resulta en una mayor probabilidad de enfermedades en estos.

Al aumentar el consumo de alimentos alcalinos estaremos echando una mano a nuestro organismo y previniendo la debilidad ósea y de algunos órganos.

Alimentos alcalinos

Si has decidido seguir esta dieta o si simplemente quieres ingerir más alimentos alcalinos para sacar provecho de sus propiedades, toca saber cuáles son estos alimentos.

Esta distinción de alimentos no es tan obvia como puede parecer. Para lograr resultados con esta dieta el nivel de pH de los alimentos debe ser categorizado según su reacción en el cuerpo y no en su estado preconsumo. Por ejemplo, sería de esperar que el limón fuera un alimento ácido pero tiene un efecto alcalino después de digerido y es por eso un alimento alcalino.

Por eso, para facilitar tu dieta hemos compilado una lista para que no tengas dificultad en identificar cuáles son los alimentos alcalinos en la hora de preparar tu comida.

Tabla de alimentos alcalinos

alimentos alcalinos tabla

En la dieta alcalina los alimentos son usualmente divididos en 4 categorías dependiendo de su nivel de alcalinidad.

Es posible que encuentres otras tablas de nutricionistas o páginas web dedicadas a esta dieta con una lista ligeramente distinta en la que un alimento puede estar en otra categoría que la presentada. Los cambios en la calificación de los alimentos alcalinos dependen de la forma como la alcalinidad fue cuantificada.

Debes entender que esta división es solamente una guía para ayudarte en tu camino en esta dieta. Los cambios en la calificación son mínimos y no afectan su efecto. Lo importante es que estos son alimentos alcalinos.

 

Nivel alto Nivel moderado Nivel bajo Nivel muy bajo
Limón Ruqueta Almendras Quinoa
Lentejas Judías verdes Manzanas amargas Naranjas
Nectarinas Manzanas Aguacate Uvas
Cebolla Albaricoques Pimiento morrón Fresas
Piña Brócol Moras Arándanos azules
Algas marinas Castañas Col Avena
Sandía Ajo Cereza Plátanos
Semillas de calabaza Jengibre fresco Yemas de huevo Remolacha
Frambuesa Toronja Berenjena Coles de Bruselas
Batatas Col rizada Champiñones Cebollino
Mandarinas Mango Melocotón Apio
Limas Aceitunas Patatas Pepino
Sal marina Pimienta Calabaza Lechugas
Espinacas Nabo Pera Cilantro
Vegetales marinos Perejil Té Verde Aceite de oliva

 

Seguramente habrás notado un padrón es esta lista. Las frutas, legumbres, vegetales, frutos secos y semillas suelen ser alimentos alcalinos y una buena apuesta incluso si no sabes cuál es su categoría.

Por oposición, la carne, pescado, huevos, cereales, alcohol y alimentos procesados suelen ser alimentos ácidos y debes por eso ingerir menos cantidad de estos.

Lee también: La Dieta Paleo: aprender con nuestros antepasados

¿Alimentos alcalinos pueden combatir el cáncer?

La teoría de que la dieta alcalina ayuda a prevenir y combatir el cáncer está basada en el hecho que este se genera en ambientes ácidos en el cuerpo y, por lo tanto, al controlar el pH de nuestro organismo estaríamos previniendo estos ambientes.

En realidad la dieta alcalina no altera el nivel de pH de la sangre y del organismo. El cuerpo tiene órganos naturalmente ácidos y alcalinos que ayudan a regular el pH de la sangre y no son afectados por lo que comemos. Por esta razón, los alimentos alcalinos no interfieren con los ambientes ácidos donde el cáncer es generado.

Está también comprobado que el cáncer es generado en ambientes ácidos pero estos no son su causa. Esto significa que aunque pudiéramos alterar su nivel de pH no estaríamos actuando en la causa del cáncer.

Sin embargo, no todo son malas noticias. Aunque la dieta alcalina no funcione en su premisa principal la verdad es que tiene sus ventajas. Los alimentos alcalinos como la fruta, vegetales y legumbres frescos contienen nutrientes prebióticos que alimentan las bacterias buenas en nuestro organismo que ayudan a reducir inflamaciones. Además, estos son alimentos ricos en vitaminas y minerales esenciales para el buen funcionamiento del organismo.

En suma, la dieta alcalina puede contribuir para un organismo más sano y preparado para combatir el cáncer pero no a través de la regulación del nivel alcalino y ácido del cuerpo.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

La copa menstrual, copa vaginal o copa para la regla, es un dispositivo de higiene femenina...

Pedir ayuda puede resultar muy complicado para ciertas personas. Quizás sea por vergüenza, por...

Hablar de contraindicaciones del colágeno puede parecer raro, ya que esta proteína es ampliamente...

Sobre el autor

Ávida consumidora de cotilleos de celebridades y tendencias de la moda. Me encanta viajar y aprender, estar en forma y apreciar la buena comida... o, vamos, la comida en general. Habla con nosotras en m.me/ellashablan