Cómo ahorrar en calefacción

Dinero y Carrera  / 

el invierno es muchas veces sinónimo de cuentas gordas para pagar a fin de mes. El frío nos hace sufrir incluso en la comodidad de nuestro hogar y no tenemos otra alternativa que encender los calefactores o chimenea para estar a gusto. Tan grande es esta necesidad que ahorrar en calefacción puede parecer imposible sin perder comodidad.

Sin embargo, con algunos trucos sencillos puedes mejorar la eficiencia térmica de tu casa. Son consejos de sentido común, pero que pueden tener un efecto reductor en tus gastos con la calefacción.

Consejos para ahorrar en calefacción en invierno

Sella puertas y ventanas con burletes

Cuando enciendes tu calefacción en casa, 7 a 12% del calor generado se pierde a través de los huecos y umbrales alrededor de puertas y ventanas. Como resultado, esto nos obliga a aumentar la calefacción y a gastar más para lograr la temperatura deseada.

Los burletes son fáciles de aplicar y evitan o reducen drásticamente estas fugas de aire, ayudando a preservar el calor en el interior de la casa.

Cubre las ventanas

Incluso cuando las sellas con burletes, las ventanas siguen siendo una de las principales rutas para fuga de calor de las casas, por las pequeñas gritas que puedan existir entre estas y la pared o entre los cristales. Sella las ventanas con película adherente o invierte en unas cortinas gruesas y pesadas para taparlas.

Reduce un grado en la calefacción

Para ahorrar en calefacción, reduce un grado la temperatura ideal interior. La diferencia en temperatura no será relevante y podrás usar ropa cómoda más caliente para sentirte bien. Pero un simple grado puede ayudarte a reducir hasta 10% de los gastos en calefacción.

Deja entrar el sol

Abre las cortinas temprano por la mañana para dejar entrar el sol

Abre las cortinas temprano por la mañana para dejar entrar el sol y que sus rayos calienten la casa naturalmente. Cuando ya no entre luz directa, cierra muy bien las ventanas para que el calor permanezca en el interior y no se escape.

Ajusta o apaga la calefacción mientras duermes

Bajo sábanas y edredones calentitos no hace falta que la temperatura ambiente esté tan alta para que te sientas cómoda. Para ahorrar en calefacción por la noche, puedes reducir la temperatura al mínimo o apagarla.

Lee también: Consejos para ahorrar dinero en casa rápido

Remueve obstáculos de la calefacción

Independientemente del tipo de calefacción que utilices, asegúrate que no está rodeada de muchos objetos u obstáculos que puedan dificultar la difuminación del aire caliente por la casa.

Usa un humidificador

Si usas un humidificador para aumentar el agua en el aire de tu casa, podrás ahorrar en calefacción ya que no necesitas poner el termostato tan alto. El aire humedecido se siente menos frío y atrapa mejor el calor.

Evita los extractores de aire

Los extractores son muy buenos para remover olores de la casa pero con ellos se llevan también el aire caliente. No siempre todas las actividades que hacemos en el baño o cocina requieren la extracción del aire. Evita usarlos cuando tienes la calefacción encendida y apuesta en alternativas como velas aromáticas, por ejemplo. Además de ahorrar en calefacción, estarás creando un ambiente más acogedor.

Cierra la chimenea

cierra la chimenea

Si utilizas una chimenea con puerta para calentar la casa, ciérrala siempre que el fuego esté encendido y abre antes las pequeñas aperturas en la base inferior. Abrir la puerta es como dejar una ventana abierta, el aire caliente huirá por la chimenea en vez de entrar en la casa y el aire frío tiene más una apertura por donde penetrar en el hogar.

Si tienes chimenea pero no la utilizas, aísla su apertura o instala puertas de cristal templado para evitar que el calor se escape.

Usa el ventilador de techo

El ventilador de techo puede sorprendentemente ser una gran ayuda para ahorrar en calefacción en invierno. Solo tienes que girarlo en sentido reverso y ayudará a difundir el aire caliente (que sube naturalmente) por toda la habitación.

Renueva el sistema de calefacción

Con el paso de los años, no solo los sistemas de calefacción se deterioran sino que surgen nuevas opciones más efectivas y que te ayudan a ahorrar en calefacción sin perder comodidad. Es una inversión que compensa cuando miras las cuentas para pagar al final del mes.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

Hay muchas ideas de negocios rentables que puedes poner en práctica si deseas ganar dinero extra....

Por mucho que queramos ser emprendedoras y tomar las riendas de nuestra carrera, a veces nos falta...

Las mujeres dudamos mucho de nuestro potencial. Es muy común para muchas de nosotras creer que no...

Sobre el autor

Ávida consumidora de cotilleos de celebridades y tendencias de la moda. Me encanta viajar y aprender, estar en forma y apreciar la buena comida... o, vamos, la comida en general. Habla con nosotras en m.me/ellashablan