5 ideas para que crees tus adornos de Navidad caseros

Decoración, Hogar  / 

Hace ya algunos días que los adornos de Navidad ocupan un lugar destacado en las tiendas de decoración, hipermercados y grandes almacenes. Los colocan ahí, tan a mano, que es difícil resistirse a la tentación de comprar algo. Pero este año te proponemos un reto: ¿Serías capaz de crear tus propios adornos de Navidad caseros? En este artículo vamos a darte algunas ideas muy sencillas para que puedas empezar a desarrollar tu creatividad. Cuando ganes confianza, ya puedes pasar a cosas un poco más complicadas.

5 adornos de Navidad caseros y creativos

1. Muñecos de nieve con bombillas

Hasta las bombillas fundidas son útiles para fabricar adornos de Navidad caseros.

Muñecos de nieve con bombillas

Solo tienes que pintar el cristal de blanco y esperar a que la pintura se haya secado para pintar con un rotulador negro los ojos, la boca (con puntitos) y los botones de la barriga.

Después, coge un trozo de fieltro y colócalo alrededor de la parte más estrecha de la bombilla, a modo de bufanda.

La nariz puedes hacerla con un pequeño triángulo de cartulina naranja.

2. Árboles de Navidad con cartulina

Otra idea para adornos de Navidad caseros muy sencilla es hacerlos de cartulina verde.

Árboles de Navidad con cartulina

Estos son los pasos que tienes que seguir para hacer uno de los adornos de Navidad más creativos:

1. Ayudándote de un compás, dibuja 5 círculos de diferentes diámetros (4, 5, 6, 7 y 8 cm, por ejemplo).

2. Recorta cada círculo y dibuja una línea que pase por el centro, otra que lo cruce en perpendicular (de tal forma que forme una cruz) y las diagonales.

3. Pliega la cartulina por esas líneas, pero intercalando un pliegue hacia adentro y otro hacia afuera.

4. Después, haz un agujero en el centro de cada círculo y pasa un palillo, pegando el centro de cada uno.

5. Pincha sobre un corcho.

6. Coloca un adorno en la punta. Puede ser un abalorio para pulseras.

El resultado final queda así.

3. Árbol de Navidad con tubos de papel higiénico

A partir de ahora, no tires los rollos del papel higiénico, porque los vas a necesitar para fabricar tu propio árbol de Navidad. Dependiendo de la cantidad de rollos que recopiles, puedes hacer el árbol más grande o más pequeño.

Árbol de Navidad con tubos de papel higiénico

La idea la hemos cogido de Klinkers in Beeld. Siguiendo sus indicaciones, lo primero que tienes que hacer es colocar un tubo de forma vertical para que sirva de base. Después, vas pegando el resto en horizontal, de mayor a menor. Los pintas de verde y haces adornos con fieltro para decorarlo.

Relacionado: Manualidades de Navidad para crear y sorprender

4. Copos de nieve con fieltro

Ya que hablamos de adornos para el árbol de Navidad caseros a base de fieltro, un diseño que siempre encaja con la temática navideña son los copos de nieve como estos.

Copos de nieve con fieltro

Lo único que tienes que hacer es seguir estos pasos:

1. Corta dos círculos del mismo tamaño y una tira del tamaño que mejor te venga.

2. Ponlos uno encima del otro y cose alrededor.

3. Dibuja tres rayas que lo crucen, de tal forma que quede como si fuera una pizza dividida.

4. Cose por encima de las rayas marcadas.

5. A partir de ahí, haz el dibujo de una estrella por la parte exterior.

6. Recorta y cose la tira, doblada a la mitad para que puedas colgarla.

5. Bola de nieve con tarros de cristal

Seguro que en casa tienes algún tarro de cristal bonito. Pues puedes utilizarlo para hacer tu propia bola de nieve. Este es uno de los adornos de Navidad caseros de los que te sentirás más orgullosa, porque nadie sabrá si lo has hecho tú o lo has comprado.

Antes de nada, quiero decirte que la idea la he sacado del blog livare lunae, donde puedes ver el resultado final. Necesitarás los siguientes materiales:

  • Un coche de juguete
  • Hilo gordo
  • Un tarro de cristal
  • Un árbol tipo pino más pequeño que el coche
  • Nieve artificial o sal gorda
  • Silicona o pegamento
  • Cartulina blanca

Ahora, sigue estos pasos:

1. Coloca el árbol sobre el coche y pégalo.

2. Coloca el hilo a modo de cuerda utilizada para unir el árbol al coche.

3. Rellena el bote con nieve artificial o sal gorda.

4. Pega el coche en un trozo de cartulina blanca (para que no se hunda) y colócalo sobre la nieve, de tal forma que esta también tape la cartulina.

5. Remata la escena con un poco más de nieve y coloca la tapa.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

Si hay un textil que siempre se nos olvida lavar son las cortinas. Creemos que no se manchan, pero...

Que una casa resulte más o menos acogedora va mucho más allá de lo grande o pequeña que sea. O de...

Inditex no solo marca las tendencias en ropa y complementos. Desde que existe Zara Home, sus...

Sobre el autor

Mamá y periodista. Cotilla por naturaleza, nunca saco el móvil por la calle porque me gusta observar lo que ocurre a mi alrededor. Todo lo que veo me sirve de inspiración para escribir.