Adelgazar rápido: trucos sencillos

Adelgazar, Salud  / 

Adelgazar rápido y de una forma duradera es el sueño de todas las mujeres. Sin embargo, es muy fácil que nos sintamos perdidas e incluso un poco sospechosas con tantas dietas milagrosas que se nos presentan con ideas contradictorias.

Por nuestro ritmo diario o por la familia no siempre es fácil seguir un régimen estricto todos los días y muchas veces terminamos desistiendo aún antes de empezar. Para ayudarte, te presentamos 10 trucos sencillos que puedes adaptar a tu rutina y que te ayudarán a lograr tus objetivos sin esfuerzo.

Trucos para adelgazar rápido

1. Reduce la cantidad de azúcar y carbohidratos

Este truco te parecerá obvio pero es muy importante. Estos alimentos potencian la secreción de insulina, una hormona que inhibe la enzima responsable por la síntesis de grasa impidiéndote así de adelgazar rápido.

Cuando decimos reducir los carbohidratos, no nos referimos a cortarlos de todo. El truco está en equilibrar su consumo. Por ejemplo, si tu comida ya contiene carbohidratos, evita comer pan. Pero si estás comiendo una sopa de legumbres, no hay porque evitarlo.

La reducción del azúcar será un poco más lenta pero duradera. Cuanto más azúcar comas, más ganas tendrás de comerlo. Empieza reduciendo el azúcar poquito a poco: en tu café, en los postres, los dulces, etc. La reducción por fases hará con que tu cuerpo no entre en choque y te entren unas ganas descomunales de comer todos los dulces que encuentres. Además, estarás reeducando tu paladar. Verás que al final de unas semanas un café con la mismas cucharadas de azúcar de antes te parecerá horrible.

2. Prepara tus comidas y evita restaurantes

Hay entradas, el primer y segundo plato y casi siempre un postre dulce para terminar. Tendrás tendencia a comer cantidades más grandes en un restaurante que si preparas tú tus comidas.

3. Controla el picoteo

Muchas veces, el problema en adelgazar rápido no está en las comidas principales, sino en el picoteo. Galletas, chocolates, papas, siempre tenemos alguna comida de confort en nuestro cajón en el trabajo o en casa para los momentos más aburridos.

Para evitar estos pequeños (¡grandes!) deslices, sustituye estos alimentos calóricos por fruta o, quizá el más eficaz, por galletas y otras comidas para picoteo que no te gusten mucho. Así evitarás caer en tentación y solo las comerás cuando tengas verdaderamente hambre.

Ten siempre un poco de chocolate negro contigo. Es menos calórico que los demás y sabemos que hay días en que todas necesitamos un poquito de dulce en nuestras vidas.

4. Consume más proteína y vegetales

La proteína es esencial al mantenimiento y reconstrucción muscular, para que tus músculos se queden tonificados. Los vegetales te darán los minerales y vitaminas necesarias al bienestar del cuerpo. ¿Y lo mejor? Estos dos alimentos proveen una sensación de saciedad alargada, controlando así las ganas de comer.

5. Evita las calorías en vaso

Evita bebidas alcohólicas, refrescos y zumos que no sean naturales. Estas bebidas contienen calorías vacías, o sea, tienen un gran valor energético pero sin nutrientes. La energía que no es gastada se convertirá en grasa.

Lee también: 6 Remedios caseros para adelgazar rápido

6. Bebe café y té verde

Estas bebidas aceleran tu metabolismo potenciando la quema de grasa. Bebe café antes de hacer ejercicio físico para tener más fuerza y sacarle más partido de un metabolismo acelerado mientras entrenas para quemar más calorías.

Además, tienen también propiedades detox, promoviendo la liberación de toxinas de tu cuerpo.

7. Bebe mucha agua

Una buena hidratación es esencial al buen funcionamiento del organismo. El agua potencia la liberación de toxinas y aumenta la sensación de saciedad.

Añade un poco de limón a tu agua para darle un poco de sabor y aumentar su efecto detox.

Prueba beber un poco de agua cuando sientas “hambre por aburrimiento”. Este tipo de hambre raramente es real y se te pasará con solos unos traguitos de agua.

8. Duerme más

Este te podrá parecer un poco raro como truco para adelgazar rápido pero es una realidad. Las mujeres que duermen menos de 8h al día sufren una disminución de la velocidad del metabolismo. Esto significa que tardarás más tiempo de lo normal en quemar tu grasa corporal.

Asimismo, dormir más horas reduce las probabilidades de caer en la tentación por la noche e ingerir más alimentos antes de acostarte.

 9. Lávate inmediatamente los dientes después de la cena

Lavarse los dientes justo después de la cena reduce la probabilidad de que comas algo más antes de acostarte. La pasta de dientes altera el sabor de los alimentos, retirándoles parte de su encanto.

Puedes usar el mismo truco durante el día, siempre que te entren los antojos por algo que sabes que no deberías comer.

10. No te saltes las comidas

Este es un error típico cuando buscas adelgazar rápido. La teoría es la de que saltando comidas estarás consumiendo menos calorías. Es verdad que sí, el problema es que tu cuerpo no lo ve así.

Nuestro cuerpo es una máquina compleja cuyo objetivo principal es sobrevivir. Cuando te saltas una comida le estás indicando que hay una escasez de alimentos. El cuerpo reduce entonces la velocidad del metabolismo para conservar energía. Esto significa que cuando vuelvas a tu alimentación normal, el organismo tardará más tiempo que antes en quemar las mismas calorías.

Lleva siempre contigo una barrita de cereales o una pieza de fruta en el caso de que por un imprevisto no tengas tiempo para sentarte en una mesa y hacer una comida completa.

 

Seguro que algunos de estos trucos se te presentarán como obvios o incluso un poco raros pero ¡no los subestimes! Estos pequeños cambios que puedes fácilmente incorporar en tu cotidiano pueden representar una pérdida de hasta 4kg por semana, dependiendo de tu nivel físico y metabolismo.

Si estas costumbres hacen ya parte de tu rutina y no sientes una disminución de tu peso, te sugerimos que consultes nuestro artículo sobre dietas para adelgazar.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

La talalgia, el nombre científico del dolor en el talón, es un problema cada vez más frecuente....

No falla. Es empezar a refrescar por las noches y puede que las molestias en la garganta....

Las enfermedades de transmisión sexual (ETS) son infecciones que perjudican a ambos sexos. Estas...

Sobre el autor

Ávida consumidora de cotilleos de celebridades y tendencias de la moda. Me encanta viajar y aprender, estar en forma y apreciar la buena comida... o, vamos, la comida en general. Habla con nosotras en m.me/ellashablan