Adelgazar corriendo: todo lo que necesitas saber

Adelgazar, Salud  / 

Si ya comes sano y buscas ahora hacer ejercicio para bajar peso, ¡prueba adelgazar corriendo! Correr es un entrenamiento cardio que aumenta la velocidad de tu metabolismo quemando más calorías.

En un gimnasio o en la calle, anímate a salir un poco y a correr. ¡Y tampoco hace falta que hagas un recorrido largo o que corras durante varias horas! De hecho si lo que buscas es adelgazar, cuanto más corta e intenso el recorrido, ¡mejor!

El principio de las calorías gastadas/consumidas

Lo primero que hay que entender antes de empezar un proceso de adelgazamiento es que para bajar de peso tu cuerpo debe quemar más calorías de las que consumes.

El cuerpo acumula calorías para convertirlas posteriormente en energía. Si ingieres más calorías de las que gastas, estarás generando más reservas. Si gastas tantas como las que consumes estarás en un punto de mantenimiento de peso. Para adelgazar es necesario que consumas menos calorías de las que gastas para obligar el cuerpo a usar la grasa corporal como fuente de energía, quemándola.

El ejercicio físico en el proceso de adelgazamiento

El ejercicio físico es fundamental en un proceso de pérdida de peso porque aumentará la cantidad de calorías gastadas, ayudando en la quema de grasa. O sea, como estarás quemando más calorías, esto significa que en el caso de que quisieras mantener tu peso, podrías comer más. Si lo que buscas es adelgazar, esto significa que no tendrás que morirte de hambre para crear el déficit de calorías. Con solo una alimentación cuidada y saludable podrás fácilmente atingir este punto.

Adelgazar corriendo

Los entrenamientos de cardio, entre los cuales el running, son los mejores para adelgazar. Cuando cortos pero intensos, estos entrenamientos obligan el cuerpo a un aumento de la velocidad del metabolismo quemando más grasa más rápidamente para proveer la energía necesaria al cuerpo.

De entre los entrenamientos de cardio, correr es el gran vencedor en la competición por quema de grasa. Dependiendo de tu velocidad y del terreno puedes quemar hasta 100 calorías en tan solo 10 minutos.

Y si esta no es una razón suficiente para elegir adelgazar corriendo, te decimos que:

  • Correr promueve la quema de grasa post-entrenamiento: los entrenamientos de gran intensidad como la carrera promueven un aumento rápido de la velocidad del metabolismo durante el entrenamiento que se prolonga hasta unas horas después de haber terminado el ejercicio físico.
  • Los entrenamientos son cortos pero eficaces: cuanto más intenso, más calorías estarás gastando. No hay que correr varios quilómetros para adelgazar, puedes hacer un recorrido corto desde que vayas a tope y quemar la misma cantidad de grasa o incluso más que en un recorrido largo.
  • Los entrenamientos son sencillos y baratos: para adelgazar corriendo todo lo que necesitas son unas zapatillas de deporte cómodas y ganas. Si no quieres pagar la mensualidad en un gimnasio puedes siempre salir a correr en tu calle o en un parque.

“No consigo adelgazar corriendo”

Muchas mujeres salen a correr todos los días, vuelven a casa nadando en sudor y muertas de cansancio pero cuando suben al peso no hay ningún cambio. Si este es tu caso, es probable que estés haciendo algo mal. Estos son los problemas más frecuentes:

  1. Entrenamiento repetitivo: Nuestro cuerpo es una máquina que está en constante evolución. Al hacer el mismo recorrido en todos los entrenamientos los músculos empezarán a acostumbrarse al ritmo y obstáculos en el camino y a gastar menos energía para terminarlo. Aunque sigas sudando mucho ya no estarás adelgazando porque el cuerpo ya no necesita hacer un esfuerzo extra y usar las reservas de grasa.

Cómo solucionar: Varía tus rutas y no hagas la misma más de dos entrenamientos seguidos para que los músculos no tengan tiempo a acostumbrarse al esfuerzo. Si posible, elige rutas por la floresta o en parques. Los constantes cambios en el relieve e inclinación te harán quemar calorías extra.

  1. De cardio a resistencia: Para ser eficaz el entrenamiento cardio debe ser intenso y explosivo. A cada entrenamiento tu condición física mejorará y sentirás que consigues ir más lejos en igual tiempo. Es normal que sientas una motivación extra y te alegres siempre que aumentas tu distancia a cada entrenamiento. El problema es que podrás estar cruzando el límite entre un entrenamiento cardio y un entrenamiento de resistencia.

Cómo solucionar: Recuerda que un entrenamiento cardio es un entrenamiento intenso que aumenta rápidamente la velocidad de tu metabolismo y es eso que te hace quemar más grasa. Si quieres adelgazar, no ahorres tu energía para conseguir llegar más lejos. Debes correr siempre a un mínimo de 65% de tu máximo. El enfoque de tu entrenamiento deberá estar en el tiempo que tardas y no en la distancia que recorres.

  1. Locura post-entrenamiento: El principio básico para adelgazar es el de que debes consumir menos calorías de las que gastas. Si llegas a casa súper hambrienta después del entrenamiento y comes todo lo que encuentras, así no funciona. No puedes pensar que por haber corrido ya puedes comer un poquito más o permitirte un regalito dulce. El objetivo es el déficit calórico. Si comes más porque has corrido estarás anulando este déficit. En el mejor de los casos mantienes tu peso, en el peor puedes incluso subir de peso aunque corras todos los días.

Cómo solucionar: Elige alimentos ricos en proteína y carbohidratos para el post-entrenamiento. Estos dos macronutrientes te darán todo lo que tu cuerpo necesita para recuperar bien y te harán sentir saciada por más tiempo. Si sigues con mucha hambre después de haber comido estos alimentos, es probable que necesites comer un poquito más antes del entrenamiento.

  1. El peso como medida: En un entrenamiento de running estarás quemando masa grasa pero también trabajando tus músculos y tonificando las piernas. El músculo, igual que la grasa, también pesa por lo que aunque el peso indique que no has adelgazado, en realidad has perdido grasa pero ganado peso por el músculo tonificado.

Cómo solucionar: Este fenómeno de mantenimiento o incluso subida de peso es muy frecuente cuando empiezas a entrenar. En el inicio la mejor forma de controlar tu adelgazamiento será midiendo las zonas más problemáticas (caderas, glúteos, tripa) o calculando el porcentaje de masa grasa de tu cuerpo.

 

Adelgazar corriendo es una forma saludable y accesible a todas de conseguir el cuerpo que anhelamos. Además, este ejercicio es tan eficaz que en verdad no necesita seguir una dieta para ver los resultados. Con solo comer bien y sano podrás notar fácilmente la diferencia.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

El ginseng es una raíz que está cogiendo fama en los últimos años en algunos países de occidente....

Las aplicaciones para los smartphones nos han facilitado mucho la vida. Estas nos permiten llevar...

Las nuevas tecnologías y los smartphones han hecho que nuestra vida sea mucho más fácil. Por...

Sobre el autor

Ávida consumidora de cotilleos de celebridades y tendencias de la moda. Me encanta viajar y aprender, estar en forma y apreciar la buena comida... o, vamos, la comida en general. Habla con nosotras en m.me/ellashablan