Aceites esenciales: qué son y para qué sirven

Bienestar, Salud  / 

Los aceites esenciales pueden ser una gran opción para cuidar tu piel y tu organismo, colaborando incluso en algunos casos a mejorar condiciones como el acné severo o problemas de piel de mucha gravedad. Si tienes curiosidad sobre este tipo de producto natural, cómo se elabora y cómo podemos usarlo, estás en el sitio correcto para descubrirlo.

Qué son los aceites esenciales

Cuando hablamos de aceites esenciales nos referimos a sustancias naturales provenientes de las plantas. Este líquido se obtiene de diversas partes de la planta como la raíz, tallo, hojas, flores, etc. y generalmente es destilado.

El proceso de extracción de estos aceites es bastante complejo y, aunque la cantidad extraída sea relativamente pequeña en comparación con la planta o ingrediente inicial, debemos recordar que los aceites esenciales son super concentrados. Una gran parte se usa en la industria cosmética o en remedios caseros, aunque la mayoría se usa para aromaterapia o para sesiones de masajes.

Su uso debe ser regulado y siempre diluido en alguna otra sustancia, porque en su estado mas puro son extremadamente fuertes y pueden traer efectos secundarios.

Propiedades y usos de los aceites esenciales

Propiedades y usos de los aceites esenciales

Siempre que sean usados de la manera correcta y siguiendo las recomendaciones de un especialista, las propiedades de este tipo de aceites son múltiples, y empezamos por los beneficios a largo plazo. Entre ellos encontramos:

  • es antiinflamatorio
  • funciona como regenerador celular
  • mejora la digestión
  • ayuda muchísimo en algunos problemas circulatorios, mejorando tanto la presión sanguínea como los valores renales
  • ayuda en la cicatrización de heridas pequeñas, como lo son raspones o escoriaciones en zonas blandas.

Por otro lado, sus usos más comunes presentan beneficios más a corto plazo. Entre ellos encontramos:

  • ayuda a relajar los músculos
  • sirve como repelente de insectos
  • sirve como complemento en la limpieza de la casa
  • sirve para elaborar cremas y champús

Como ves, los aceites esenciales son muy beneficiosos tanto para nuestro hogar como para la salud. Entre los efectos de su uso también sabemos que mejoran la salud del cabello, el acné severo en adolescentes, puede reducir la celulitis y estrías y tener impacto en el aumento del sueño y de su profundidad. Además, para la medicina natural son prácticamente indispensables para curar la tos, la migraña y los problemas de digestión o estomacales, sin ingerirlos.

Tipos de aceites esenciales

No existe una clasificación puntual sobre los aceites esenciales en la que se pueda establecer un uso para cada uno, pero podemos dividirlos en función de la parte de la planta de donde se extraen.

  • Raíces: Algunos de los más usados de este tipo son el aceite de vetiver y el de jengibre
  • Madera: Seguramente reconocerás algunos nombres de fragancias presentes en los perfumes. Entre ellos se encuentra el aceite de sándalo, ciprés, cedro o canela.
  • Resina: Puede parecer raro, pero también es posible extrair aceites esenciales de la resina de una planta. Entre ellos encontramos el aceite de incienso o el de mirra.
  • Bayas: Tampoco son tan conocidas, pero entre este tipo de aceite encontramos el de pimienta negra o el de enebro.
  • Hojas: Aquí encontramos muchos conocidos como el aceite esencial de menta, el de árbol de té, el de melisa, salvia o estragón, entre otros.
  • Flores: Rosas, lavanda, manzanilla… Son muchos los aceites esenciales que usamos en productos a diario que provienen de flores.
  • Frutas: De las frutas se extraen también muchos aceites esenciales que usamos a diario como el de limón, coco, naranja, entre otros.

Los 7 mejores aceites esenciales y sus beneficios

mejores aceites esenciales y sus beneficios

La medicina alternativa ha optado por el uso de manera constante de muchos aceites esenciales, ya sea en cremas preparadas específicamente para algunos padecimientos o en medicinas a base de hierbas o frutas de las que extraen los elementos necesarios para el organismo.

Lo primero que debemos hacer es informarnos sobre cuáles aceites esenciales debemos siempre tener a mano, cuáles son sus beneficios en el organismo y también cómo debemos usarlos: a través de inhalación o como tópico que nuestra piel ira absorbiendo. Al saber todo esto la tarea de elegir será mucho mas fácil.

Para ayudarte, te traemos los 7 aceites esenciales más populares:

Aceite de coco

Tiene las propiedades necesarias para mejorar el acné al aplicarlo cada noche, además de ser un apoyo para la desaparición de las estrías y celulitis.

Caléndula

Entre los aceites esenciales es muy importante, ya que se utiliza para la dermatitis o cualquier padecimiento que altere la calidad de la piel.

Aceite de árbol de te

Los aceites esenciales de este tipo son un gran agente desinfectante y como antibacterial.

Almendras

Las heridas o cicatrices desaparecerán muy rápidamente con estos aceites esenciales porque es muy rica en minerales, lo que también ayudará a suavizar la piel.

Aceite de rosa mosqueta

Es uno de los aceites esenciales mas importantes para la mujer, porque ayuda a disminuir el acné, además de regenerar la piel de manchas o marcas que pueden tener años de antigüedad.

Argán

Estos aceites esenciales también son importantes en el ámbito de la cosmetología, para el mantenimiento e hidratación del cabello, además de ayudar con la prevención de arrugas en el rostro de hombres y mujeres.

Aceite de jojoba

Los aceites esenciales tienen múltiples usos en el rostro, y este no escapa de ello. Es muy rico en vitamina E y por ello mantendrá nuestra piel fresca e hidratada, sin necesidad de mayores tratamientos.

Cómo hacer aceites esenciales caseros

Para los que no dominan este arte, el proceso de hacer los aceites esenciales puede tornarse un poco largo y pesado. Además hay que tener en cuenta que la calidad del producto puede verse afectada por la forma de hacerlo y por la sustancia que elijamos para diluirlo.

El procedimiento a hacer para lograr aceites esenciales de manera artesanal será:

Adquirir en cualquier supermercado un recipiente hondo con tapa, un colador de tamaño proporcional y un recipiente mucho más pequeño.

Debes tomar un poco de agua y ponerla en el contenedor más grande junto con una cantidad considerable de la planta o parte de la planta que hayas elegido.

Después de tener esto debes poner encima el colador y, encima del mismo, el envase mas pequeño. Luego, la tapa del primer recipiente debes ponerla pero de manera invertida.

Estos envases los pondrás a fuego lento hasta que el agua hierva. Cuando esta se convierta en vapor, pasará a través del colador y chocará con la tapa lo que hará que caiga en el recipiente pequeño. Para garantizar que el vapor no se escapa, prueba poner hielos sobre la tapa invertida y siempre que estos se derritan pon más.

Una vez finalizado el proceso, puedes abrir el envase y en el más pequeño encontraras el “Hidrolato”, que son los aceites esenciales que se extrajeron de la planta que elegiste. Para finalizar, con un pequeño decantador podrás separar los aceites esenciales en su manera primitiva de las partículas de agua y guardarlo en un frasco de vidrio, de preferencia de tono oscuro.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

Empezar bien el día, con energía y cargadas de fuerza y vitalidad es una de las mejores maneras...

Energéticos, vitamínicos y purificantes son solo tres cualidades con las que podemos definir a los...

Seguramente, las personas que estudian detalladamente la tabla de calorías de los alimentos creen...

Sobre el autor

Lectora apasionada y curiosa por descubrir nuevas maneras de cultivar nuestro bienestar, creo firmemente que debemos cuidar de nuestra mente de la misma forma que cuidamos de nuestro cuerpo.